1/7/08

Nobleza obliga

Tengo que confesarlo: El Noble Repulgue es más fuerte que yo. Me seduce, me atrapa, me conquista. Ojo, no se crean que hablo de este Noble Repulgue que tiene dos mil sucursales, que saca empanadas fritas, criollas u hojaldradas con la misma velocidad que la Argentina fabrica pobres. Mi historia con El Noble es mucho más antigua. Y más feliz, a pesar de que los últimos antecedentes indican lo contrario...

Más de diez años atrás, El Noble Repulgue no existía en Capital, excepto a media cuadra de mi ex casa, sobre José María Moreno, en Palermo Horse. El señor que atendía tenía una particular voz: "El Noble Repuuuulgue, buenas nooochesss", decía con un tono algo afeminado que me divertía, y que divertía a mis amigos. La promoción de "llevá tres docenas, pagá dos" era el sueño del pibe. Con mi amigo Gaby llegamos a comernos 27 empanadas entre los dos. Y fritas. Y sin que nos pasara nada (hoy creo que me muero si como tanto).
En fin, un día El Noble Repulgue cerró y no lo vimos más, lo sufrimos, deambulamos por todas las "empanaderías" del barrio, lloré su ausencia. Posta. Hasta que una noche, yendo con Tele a un recital en un barcito de Palermo, lo vimos sobre Canning (no me rompan las bolas con que ahora se llama Scalabrini Ortiz!). Obvio: compramos tres docenas, pagamos dos. Pero la calidad no era la misma.
A pesar de que la masividad hizo bajar la calidad (como siempre), igualmente pedía rutinariamente desde casa, y nunca faltaba mi sabor predilecto: pollo con salsa blanca. Era, realmente, una cosa de locos, exquisita empanada, con el toque justo de nuez moscada, con una salsa blanca espesa y pedacitos de pechuga que eran para chuparse los dedos. O para comerse diez empanadas. Una noche, día de semana, pedí seis: tres de pollo con salsa blanca y tres de humita. Llegaron a los 45 minutos. Comí las de humita, dejé las otras para el final y... zas! Eran de cebolla y queso (odio la cebolla, como la mayonesa, la crema, la mostaza, la salsa golf y muchas otras cosas), así que llamé; me quejé; "ahí te llevamos las tres, perdón por la equivocación". A los 40 minutos, llegaron. Subí rápido por el ascensor, abrí el paquete y... zas! Eran, las tres, de cebolla y queso. Llamé para quejarme, tarde: nunca me atendieron.
A la semana volví a pedir. Y me pasó lo mismo. Me las cambiaron, volvieron a equivocarse, volvieron a no atenderme. Dije que nunca más iba a pedir, pero no pude cumplir.
Después, directamente, se hicieron los modernos y cambiaron los gustos. La de pollo con salsa blanca no la comí más, excepto un día que las hice en casa (riquísimas, por cierto).
Luego de un tiempo de noble y sana digestión, el año pasado volví a pedir, para probar las nuevas empanadas de verdura y ricota. Al día siguiente estuve con cagadera. A la semana volví a pedir. Y volví a tener problemitas intestinales. Dije: "Nunca más El Noble Repulgue".

Un mes atrás, mi amigo Andy -médico- me contó que le inició acciones legales porque se intoxicó con las empanadas de El Noble. Le sumé mi situación. Me entendió. Repetí: "Nunca más".

Hace una semana pedí de nuevo. Sí, de nuevo. Y me volvieron a caer mal. No puedo, juro que no puedo. Es más Noble que yo...

24 perdedores dejaron su mensaje después de la cereal:

Changita dijo...

Es el peor caso de debilidad que escuché en mucho tiempo...
Y te entiendo... me pasa con la heladeria Alpino que esta a la vuelta de casa y su helado de chocolinas.

cami dijo...

me pasa... yo también soy débil, pero no con las empanadas, soy débil de la barrita de chocolate cadbury yhogurt con frutilla adentro... me puede, me llega al alma... no pasan dos días sin que me tire adentro de un kiosco y me compre una. es más fuerte que yo. Traté de reemplazarla con otra cosa, o de no comprarla más. no pude.. esa mezcla de sabor entre lo dulce del chocolate y lo medio ácido del yhogurt... dioooooos!

ale dijo...

Mi vicio sera por toda la vida el Cuarto de Libra con Queso de McDonald's. Es imposible abandonarlo. Sube de precio, se achicó un poco, es una condena capitalista norteamericana que me ata al sistema de dominación mundial... lo que quieran, pero es mi vicio. De todas maneras, que lo hayas admitido ya es noble. Cuack. Somos todos perdedores.

Changita dijo...

Me acabo de leer todo tu blog.

merengadas dijo...

Que divertido leer los vicios de todos. Yo tengo tantos, tantos...La tarta de ricota de la esquina de mi ex colegio (y terminé hace muuuuchos años, eh, muuuchos) soberbia.
Y si probas con tercera docena? son los ex dueños del noble repulgue. Además ya veo que la famosa promo la arrastran de hace años. Así no estarías traicionando tu vicio. Y además entre a ver, y hay souffle (si, fritas, ya se) de pollo con salsa blanca

=Jota= dijo...

cami, gran pero gran chocolate ése. Riquísimo. Envicia.

Ale,ayer me clavé un cuarto de libra con queso. Un afano. Pero qué rico...

Merengadas, me hiciste feliz. No sabía que existía. Entré a la página de esas empanadas y tiene todos los sabores que tenía el viejo Noble. Estoy a punto de llorar, no sé si no pido hoy al mediodía...

Eterna dijo...

El inevitable vicio...
las cosas buenas son mejores mientras son sólo de unos pocos, ¿no crees?

merengadas dijo...

QUe bueno Jota!! pensé que te tiraba un dato obvio!!! Dale, pedite unas si? Uy, pero y si te va bien? bueno, todo perdedor tiene su momento de gloria, para luego caer con gracia (o sin ella)

Princesa Sukimuki dijo...

uhh q ricas son las empanadas de pollo con salsa blanca de el noble!!!! aunq es verdad q es insoportable esperar y q la calidad y a no es lo q era.

de todas formas siempre q digo 'nunca más como esto', nunca pero nunca lo puedo sostener en el tiempo

ChatiN! dijo...

a pleno, las empanadas son así.
Son rápidas de comer y cuando te rescataste comiste un millón...

todo bien con la caca... nadie te quita lo comido.
jajajaj
salud y buena digestión!

Tasio Picollo dijo...

mientras leia me tenté mucho con la foto....


Yo además de ser de esas personas que pasan por un kiosko y se compran algo (no lo puedo evitar), soy adicto al Cofler de coco y al coco late y en segundo lugar cualqueir chocolate con coco...

besos...

Fernanda dijo...

La ultima vez que pedi fue hace como 7 meses o mas. Nunca mas volvi a pedir. Los muy hijos de puta me mandaron, despues de una hora de hacer el pedido, carne picante en vez de suave (eran 6). Cuando mi hermano mordio la primera me dijo "esto es picante". Llame,reclame. Me dijeron "enseguida vamos a cambiartelas". A los 50 minutos no venian. Me re calente. Fui al negocio con la caja de las 5 empanadas picantes. Se las puse en el mostrador y le dije: me van a devolver la plata, no? Y me miraron con cara de INADAPTADA SOCIAL MOGOLICA Q SE PARA ATRAS DE UN MOSTRADOR Y NO ENTIENDE EL SISTEMA DE REPARTOS A DOMICILIO. Les explique que era la persona a quien le entregaron mal las empanadas y encima boludearon 3 veces al telefono. Me comento que tenia que entender que era sabado, tenian pocas motos y muchos pedidos. "A mi no me expliques, mi viejo tiene casa de materiales de construccion y se lo que es el tema de los repartos. Te puedo asegurar que entregar materiales con camiones es mucho mas jodido y requiere mucha mas logistica que entregar una docena de empanadas en una moto, me devolves la plata?" Obvio q me la devolvio y me dijo q me quedara con las empanadas, se las deje en el mostrador argumentando "comansela uds., en mi casa las tiro"
NUNCA MAS volvi a pedir en el noble... no se si me explique...
jajajaa...

Princesa Sukimuki dijo...

ehh tenes musica! iupi!

Gisela Ange dijo...

jajaja... buenísima tu debilidad! Para mí lo que más me puede, es el helado de "super dulce de leche" de la heladería de mi ciudad (Varela City :P) que es el mejor que probé! Por suerte sigue siendo artesanal, porque si llegara a expanderse y a abrir sucursales, siempre pierden calidad... ojalá que siga sólo para mí! (agoísta un poco??, naaahh :)

A veces me cae maaall... pero no me importa!

Y si llegaras a probar las empanadas de mi abuela, con masa casera y "su" noble repulgue, te harías fanático al instante.

Saludos! (uyyyy, me dió hambre ;)

Andres dijo...

Todos tenemos una debilidad en cada barrio..

Lulet dijo...

Uuuuh!
Me diste antojo de empanadas...
A mi tampoco me gusta la crema en ninguna de sus variadas presentaciones. Ni fría, ni helada, ni caliente, ni en chantillí -o como caranchos se escriba- ni en pastelera. Ni ni. Marshall.
Tenete carqueja cerca así cada vez que caés en la tentación, te tomás un té de carqueja y sana solución.

Salud!

Almirante Margarito dijo...

¿Es una leyenda urbana que los empleados de estas cadenas son ex adictos en recuperación? Porque si es así, ponerlos a trabajar con harina no puede ser otra cosa que un ejercicio de maldad refinada.

Anónimo dijo...

La única vez que tuve lío con un pedido fue con McDonalds. Sí, ya sé, es de terror pedir MC a domicilio, pero hacía frío y no daba salir. Tardaron dos horas. No miento. Llamé unas 14 veces. "Está saliendo", "Se rompió la moto", "hubo un problema con tu pedido"... Les dije que era más cara mi cuenta telefónica que las hamburguesas. Me dijeron: "está a dos cuadras". Llamé de nuevo y les respondí: "El pibe de la moto se te perdió, no podés tardar 15 minutos en hacer 200 metros. No me traigas nada". Y nos pedimos una pizza...
LN.-

Anónimo dijo...

PD: Mi vicio era el MDLT de Mc, era el combo perfecto, pero lo sacaron hace años. Aún lo extraño...
LN.-

Flor dijo...

Ay Jota, y si cambiás de empanadería? hay varias por la zona, si querés después te paso los teléfonos... (de todas formas yo pido del noble repulgue... jajaj)

Jota dijo...

Jota,jota...me había olvidado de venir por acá. Dejaste un mensaje en mi blog y después el tiempo me absorbió. Pero después empecé a leer blogs y veo un tal Jota (vos!) por todos lados. Me confunde, no sé si soy yo o vos...en fin.
Qué asco esas empanadas. No me gustan nada.
Te leo,ahora si.
Saludos!

Meryl dijo...

Si, es cierto nomás, don Jota... había escuchado de boca de expertos en el tema (?) que las empanadas del noble repulgue tienen esas consecuencias que vos decís.
Otro lugar que me han comentado que no es nada recomendable es "Ill Gatto" (el gato, no 'gato enfermo'), antes hacían sus propias pastas, pero ahora que tienen tantas sucursales las fabrican todas en un solo lugar que tienen para tal fin y las distribuyen por sus locales. Tres personas distintas en distintas ocasiones me dijeron que cuando comieron ahí, les cayó mal: retorcijones, diarrea y una incluso vomitó en la esquina en la vereda.
Así que ya sabés a donde no tenés que comer.
Saludos!

PD: Si el dueño de Ill Gatto lee esto me viene a buscar para asesinarme! ja ja!!

Princesa Sukimuki dijo...

J el tema q pusiste es de mis preferidos...me pasé todo el día escuchandolo!

Vic dijo...

Jota, tengo la solución para que abandones de una vez por todas al Noble Repulgue. Probá las empanadas de El Gourmet. Son sencillamente una droga. Comés una y no podés parar. Si no las probaste todavía, sos un perdedor...
Vic

Acerca de MdP!

Este blog contiene historias propias, algunas pocas ajenas de personajes cercanos, que se funden una en otra bajo el mismo don. Todos los protagonistas son (somos) perdedores: en el trabajo, en el amor, en el sexo, en la suerte, en el día a día, en la vida. Porque para algunos, como yo, ser perdedor dejó de ser un problema: ya es un destino ineludible. He aquí las historias. De derrotas, caídas, papelones. Derrumbes en general. Nos pasa a todos, no?