20/7/08

Jugo de limón en el día de la Miga

Sábado a la noche. Blu y yo, amigos desde que tenemos uso de razón, aprovechamos nuestra noche de soledad para ir a cenar. Error garrafal, es cierto: el patético Día del Amigo hizo salir a todo el mundo. Los restaurantes colapsados y la gente en la calle me hacen pensar que un neuropsiquiátrico no es un mal lugar para vivir...
En fin. Encontramos sitio, una mesa contra el ventanal que da a la calle Venezuela, en Diablada, una parrilla en la que yo pedí... pastas. Charla va, charla viene, Blu me cuenta una anécdota reciente.
"No sabés lo que me pasó", me dice (siempre me pregunto por qué uno empieza así, con esa frase, una anécdota que el otro, desde ya!, no conoce).
"El otro día chateé con Chancha como media hora, pero yo siempre pensé que era tu hermano", arranca. Le pido que amplíe. No entiendo cómo pudo haberse confundido.
"Es que en el messenger los dos aparecen con el mismo nombre, entonces se conecta y yo pienso que es tu hermano. Lo saludo, le pregunto cómo anda y me dice que se va a ir a Moscú a laburar, que a la Argentina no vuelve, que tiene las bolas llenas del país, que ni quiere pisarlo. Todo típico de tu hermano", me cuenta.
"La verdad que sí", acepto.
"Pero pará -continúa-. En un momento se embala, empieza a tirar mierda. Y me dice: 'Encima mi hermano que cada vez que lo llamo me tira pálidas, me dice que todo es una mierda, que está re mal, que todo es malo. Está hecho mierda. No sé qué tiene mi hermano, debe tomar jugo de limón todos los días ese amargo'. Y nada... Yo le dije que no sea guacho, que estás pasando por un mal momento, que sí, que bueno, que puede ser pero que te entienda. Todo me cerraba. Pensé que me hablaba de vos... Todo eso me hacía pensar que eras vos".

Siguió contándome detalles de la charla, charla que no era con mi hermano sino con otro ser autoexiliado de igual nombre. No, claro que no era mi hermano. Pero para mi amigo Blu, si hablaba de un hermano que toma "jugo de limón todos los días", si "está hecho mierda", si es un "amargo"... tenía que ser yo.

Esos son mis amigos!!


Y a propósito, para todas ustedes: feliz día de la Miga!!!
Sepan que las he disfrutado, que las he creído generalmente sabrosas, en algunos casos rancias o asquerosas por su untuosidad de mayonesa (cosa que odio). Pero en este día tan especial, sepan que me acordé de ustedes. Mi balanza también. Una vez más... feliz día Miga!!


6 perdedores dejaron su mensaje después de la cereal:

Princesa Sukimuki dijo...

Eso es lo q odio de los chats, siempre la gente te confunde con la persona q uno menos quiere ser confundida.

Igual viste que los amigos tienen esas cosas brutales. si el flaco te confudió con una persona muuuy loser, quizas era mejor q no te lo diga...pero la amistad permite y perdona todo!

Brindo x los sambuches de miga! (tostados y sin tostar)

Beso amiblogger

Meryl dijo...

Divide y triunfaras... este post y el anterior son el ejemplo.

Saludos.

cami dijo...

para conmemorar un día tan especial, mi festejo personal se trató, básicamente, de tres tostados doraditos.

cena digna de dioses y sin mayonesa.

cursi enamorada del amor dijo...

que rico un sandwich de miga con queso, tomate y savora... baaabaa

Tefy.- dijo...

feliz día y gracias por tantas alegrías a mi estómago...dejen de ponerle tanta mayonesa al pan..es un insulto a un alimento tan rico.

GC es un grande dijo...

juaaaaaaaaaaa
que capo tu amigo

relamente admiro la forma en que escribs y relatàs...

saluditos

Acerca de MdP!

Este blog contiene historias propias, algunas pocas ajenas de personajes cercanos, que se funden una en otra bajo el mismo don. Todos los protagonistas son (somos) perdedores: en el trabajo, en el amor, en el sexo, en la suerte, en el día a día, en la vida. Porque para algunos, como yo, ser perdedor dejó de ser un problema: ya es un destino ineludible. He aquí las historias. De derrotas, caídas, papelones. Derrumbes en general. Nos pasa a todos, no?