30/4/09

Alegría

Venía preocupado por mi alimentación limeña. Saben todos que no soy muy habitué de las comidas extrañas. Pollo, carne, pescado, pastas, todo simple, todo poco condimentado. Y con lo de la gripe porcina me estaba quedando sin otro alimento: el sánguche de jamón y queso.

Por suerte, el periódico Correo me alegró la estadía.



Ahora sí!

29/4/09

La diferencia entre ser servicial, ser servil y ser vil

El hotel en el que me hospedo en Perú no tiene grandes lujos, pero tampoco grandes problemas. La cama es cómoda, el cuarto es acogedor -hoy me cambiarán de habitación, pero aun más pequeña, la nueva debería seguir siendo cómoda-, la tv satelital rara vez se cuelga, internet funcina a la perfección y así todo en general. El doble vidrio del ventanal impide el paso del ruido, pero hay aire, hay luz, hay aire acondicionado, calefacción, jacuzzi... Pucha que estoy mejor que en casa!


Pero no me quiero referir a eso. Como en todo hotel, los empleados son serviciales. Saludan, están atentos a tus requerimientos, sonríen, agradecen, te ofrecen el diario, algo para tomar, comer, llevarte los bolsos, etcétera. Incluso una noche, que llegué pasadas las doce sin haber cenado, se ofrecieron en ir a comprarme algo de comer al supermercado. Les dije que no, claro. Eso es ser servil.

Aunque hay algo que me molesta en estos casos. El ser servicial es una virtud, algo para elogiar. Pero ser vil es horroroso. Y debo decirlo: los empleados de la cafetería del hotel son francamente viles, seres para mí despreciables.

La primera mañana, el hecho en cuestión me pareció simpático.

Sábado, 9.45AM, teléfono en la habitación:
-Seeejj... quién es... -respondí.
-Hola señor, lo llamo de cafetería, usted todavía no tomó su desayuno.
-Eh... no... Sí, ahora bajo. Gracias.

Atentos, no? No querían que me perdiera la comilona mañanera. Bien ahí.

Domingo, 10AM, teléfono en la habitación.
-Sí... eh... pero no es hasta las 10.30? Bueno, en quince minutos bajo entonces.

Lunes, 9.25AM, teléfono en la habitación.
-No, gracias, no voy a desayunar -respondí.

Martes, 9.40AM, teléfono en la habitación.
-No! No quiero desayunar!

Miércoles, 930AM, teléfono en la habitación.
-No, gracias. Chau.

Sí, sé que soy un gil, que debería avisarles que no me llamen. Pero es acaso necesario?? Me tienen que llamar todas las mañanas y a esa hora para recordarme que no tomé el desayuno? Y si no quiero desayunar? Qué les importa?

Estoy llegando de trabajar a las doce de la noche, me estoy durmiendo pasadas las 2...

Quiero dormir, carajo!!! Déjenme dormir!!!!!!!

Hoy a la noche prometo que les voy a decir que no me llamen más. Esto no puede seguir así.



PD: anoche les avisé de mis intenciones de dormir y les pedí que no me llamen más para anunciarme, como si no supiera, que no tomé mi desayuno. Quieren saber quién me llamó hoy a las 9.15??????

28/4/09

Con vista al mar

Llegué al Malecón de la Reserva cerca del mediodía y recordé que mi amiga Princesa Sukimuki me había hablado muy bien de algún lugar para comer por ahí. Le mandé, entonces, un mensaje de texto:

-Prin! Estoy por el Malecón en Lima, dónde puedo comer por acá?

Respondió enseguida:
-Andá a Larcomar que es un shopping re lindo con todo un patio de comidas que mira al mar. Porque los lugares de abajo son muy caros. Comé rico! Besos!

Genia, ídola. Estaba justo frente a Larcomar, una especie de shopping al aire libre, en la ladera del acantilado que termina en una calle frente al Pacífico. Di unas vueltas, miré algunos lugares -varios de comida rápida, otros de comida demasiado específica- y, hacia abajo, vi 'el' restorán. Había una terraza, un par de pisos más abajo, que miraba al mar. Preciosa. No muchas mesas, todas con sombrillitas, parecía buen ambiente.

Allá fui. Me senté sin siquiera mirar qué comidas había. Llegó la carta y, obvio, el 93% de las cosas no me gustaba, el 5% siguiente me daba cosa probar estando solo y otro 1% me dio verguenza, al tratarse del menú infantil. Apelé al 1% restante y seguí con mi rutina de comida internacional: me pedí una vez más una cheeseburger (no me insulten, dale?) y un jugo de piña.

Estaba bien, rica, normal (bueno, era una simple hamburguesa con queso). El jugo, delicioso. Me quedé un rato sentado mirando el mar, escuchando conversaciones de mesas ajenas. Pedí la cuenta.

En ese momento caí: "...los lugares de abajo son muy caros", me decía Princesa en el sms.

Estaba en el lugar de abajo. Más abajo sólo había agua.

Era uno de ellos, sin duda. Mi almuerzo fue la comida más cara de toda mi estadía. Ojo, el ambiente tal vez valía la pena. Aunque seguramente lo valía con otra comida más cojonuda...

27/4/09

Gracias, T

Chateaba con T mientras hacía las valijas para venir a Lima.


Conocí a T hace relativamente poco y, debo decirlo, es una persona encantadora. Y de confianza. Por eso la aproveché.

-Qué me puedo estar olvidando? No quiero llegar allá y darme cuenta de que me falta la mitad de lo que necesitaría...
-No sé... llevate abrigo... zapatos? Te llevás la laptop? Cepillo de dientes, remedios? -respondió ella.

Dije a todo que sí y le presenté mi gran duda: me llevo el pilotín para lluvia que me compré y que nunca usé porque desde que me lo compré nunca llovió o, cuando llovió, no tenía el pilotín conmigo?

T me respondió que sí, que claro, que hay que ser previsor, que cómo no me lo voy a llevar.

En mi primer día en Lima, Daniel, el director del diario en el que estoy trabajando, me contó ciertas bondades de esta hermosa ciudad.

-Ves? Hay mucho polvo, muy difícil de contrarrestar. Es que aquí no llueve nunca -dijo.
-Nunca?
-No, nunca.
-Mierda. Me traje un piloto de lluvia?
-Aquí a Lima?

Sonrió. Por suerte, con respeto.

Era obvio que me iba a pasar. Ya ni bronca me da haberme traído algo al pedo gracias a T...

26/4/09

Comer como Dios manda

Mucho me han hablado de la comida peruana. Y después de 48 horas en Lima, puedo confirmar muchas cosas. Para empezar, hay variedad: comida oriental, internacional y autóctona.


Brillan los puestos callejeros, los restaurantes de ceviche, ingredientes como el camote, la chirimoya, el arroz chaufa, la chifa, hay variedad de pescados con variedad de salsas y maneras de cocción. Y hay mucho aderezo, mucho condimento, mucho picante.

Estarán sorprendidos, amigos.

Jota comiendo esas cosas? Se le abrió la cabeza alimenticia?

Claro que no. El primer almuerzo lo salteé por estar trabajando, a la noche cené una mega empanada de jamón y queso comprada en Vivanda, el súper 24 horas con rotisería que está pegadito al hotel; ayer al mediodía almorcé unos exquisitos spaguetti con tomate y basílico y a la noche, otra vez gracias a Vivanda, me clavé un pollito al horno con papas mirando la tele. Hoy, para meter algo de comida internacional, degusté un Cuarto de libra con queso de Mc Donalds (las papas, horribles, las dejé a un lado). Lo pedí, desde ya, grill. Sin condimentos, sin salsas, sin los pepinitos. "Pan, carne, queso, pan?", me consultó la vendedora. "Eso mismo", confirmé.

Había pasado de largo el desayuno: necesitaba dormir ocho horas...

Soy el mismo de siempre, ni lo duden. Ni la lejanía me va a convencer de comer cosas raras. 

Eso sí: la Inca Kola pasa como piña por mi organismo. Dicen que Perú es el único lugar del mundo en el que una bebida local como ésta -de sabor difícil de explicar- le gana en ventas a la Coca Cola. Aunque la etiqueta demuestra que los genios de la oscura bebida no se pierden una: Inca Kola es un producto de The Coca Cola Company...


25/4/09

Lima-do

Lindo horario para viajar: 6.35 de la mañana.


Para viajar a esa hora, hay que estar, supongamos, dos horas antes en Ezeiza. Pero Jota es previsor y llegó al aeropuerto a las 4. Como nunca se acuesta antes de las 2 ó 2.30, dijo: "Para qué vamos a dormir? Nos quedamos mirando la tele!"

A las 3.30 partí rumbo al aeropuerta sin un segundo de descanso encima, habiendo trabajado ese día hasta las 21.30.

A las 5.45, cuando abrieron las puertas del avión, ya había recorrido diez veces el free shop, caminado por toda la terminal, sentado unas cuantas veces a intentar dormir en los incómodos y modernos sillones e intercambiado unos mensajes de texto con cierta persona que se acuesta siempre tarde.

Inteligente como pocos, pedí el asiento de la salida de emergencia, siempre espacioso, con lugar para estirar las patas. Pero el 22C de Taca, si bien está en la salida de emergencia del ala central, es incluso más cortito que los otros. No me pregunten por qué. La fila 23 es la posta, sépanlo.

Aun así, dormí las poco más de cuatro horas del viaje, incómodo, tremendamente incómodo. Me desperté contracturado y cagado de frío. Salí del avión a las 9.15 local (en Lima hay dos horas menos que en Buenos Aires), pero la valija apareció a las 10.05. Llegué a mi hotel a las 10.45, hablé con Daniel, mi jefe temporario, y decidimos que lo mejor era que descansara (yo, aunque a él también le vendría bien) un rato antes de ir a trabajar.

Dormí una hora, me desperté peor de lo que estaba antes de acostarme. Fui a trabajar. A las 19 estaba al borde del colapso.

Acostumbrado a trabajar entre cinco y siete horas por día, durante este mes voy a tener que trabajar alrededor de 12.

Ahora estoy en el hotel, mirando El Hombre Araña 3 (una de las peores películas que vi en mi vida), después de haber leído las noticias del día (en Perú optaron por el sistema de tv satelital japonés, el mismo que tiene Brasil y el que, dicen, pondrían en Argentina si las coimas no apuntan hacia otro lado), de comer unos sanguchitos de queso en la cama y tomar un pisco saur invitación en el lobby del hotel.

No me quejo del todo, igual. No es mala vida. Ya lo dije: parece que hay un nuevo Jota.

No descarto arrancar con el Manual de Ganadores...

24/4/09

Me va a costar un Perú

Después de mucho descanso obligado, obligado por la caída del sistema de mi propio blog, he decidido volver con todo. Pero, claro, en este caso volver con todo significa, justamente, volver con todo.

En las últimas semanas pasaron cosas extrañas. Algunas demasiado positivas para un Jota Hesse.

1) El jueves de la semana pasada cambié mi subnik del messenger. Sin motivo. Pasé del "Yo me muero como viví", histórica frase perteneciente a un tema de Silvio Rodríguez, al "soltar todo y largarse, qué maravilla...", otro fragmento de otro tema del mismo cantautor cubano. El viernes recibí una oferta para ir a trabajar a Perú: en un par de horas emprendo viaje.

2) El sábado estaba con Eze, compañero de trabajo, contándole de cómo me dolía que uno de mis trabajos de antaño se acabara de un día para el otro debido a la crisis económica mundial (?). Dos días después, con Eze en casa, recibí un mail: la empresa que había cerrado reabrió. Volví a tener ese trabajo.

3) Lógico, no se puede ser afortunado en todo. Mejorando en el trabajo, el amor sigue extraviado. Debo confesarlo: hay maripositas dando vueltas por el pechio. Pero... no me dan bola, digamos. No le vamos a poner nombre a Ella, aunque Ella igualmente no lee este blog. Pero no. No tengo suerte, che. Ella desde ya se queda en Buenos Aires. Yo me voy. Y hasta hoy, sólo recibí un no.

Pues bien. Todo no se puede. A horas de irme a Lima, les cuento, les aviso: se viene una nueva etapa, se vienen anécdotas viajeras. No tengo dudas: no me puede ir siempre mal. Esperemos que todo cambie (sobre todo que las maripositas también lleguen a revolotear del otro lado y, en un mes, cuando vuelva, me sean correspondidas). Y si no, ya saben: historias de derrotas, caídas, papelones y otros derrumbes... pero a la distancia.

Hasta pronto!


PD: si no se cae el avión, nos leemos en un par de días.

22/4/09

Si vamos a ser perdedores, seámoslo en serio

Lógico, a quién se le cae el blog durante casi una semana? A Jota Hesse, el perdedor número uno.

Aquí estamos de vuelta, pero -como verán- ya sin el .com. Hasta que se superen los problemas técnicos (que como buen perdedor no tengo idea de qué se tratan), estaremos en la dirección madre que la parió:
http://manualdeperdedores.blogspot.com

El equipo de trabajo está moviéndose a pleno para solucionar los inconvenientes.

18/4/09

Disculpas

Soy tan perdedor que tengo un montón de anécdotas perdedoras pero ya no mucho tiempo para escribirlas.


éloquehaylocoquélevashacerviejita

15/4/09

Ex

Hasta hoy a la mañana era un ex jugador de fútbol.


Después de mi desgarro, hace dos años, nunca más jugué al fútbol. Un poco por temor a repetirlo, otro poco porque soy horrible y nadie me invita, pero nunca más.

Ayer, mis compañeros de trabajo tuvieron un gran gesto:
-Jota... querés jugar mañana con nosotros?
-Eh... hace dos años que no juego.
-Y? Vení, dale!
-Eh... pero soy horrible. Y hace dos años que no juego, que no hago nada.
-Dale! Vení, nosotros queremos que vengas.
-Eh... pero hace dos años que no juego... no sé si aguanto una hora.

Así durante varios minutos hasta que acepté.

Hoy fui.
-Parecés un dibujo de los años 80, Jota! -me dijeron apenas me vieron vestido para la ocasión.

Doble par de medias (blancas abajo, negras arriba), shortcito de rugby (los de fútbol modernos no me gustan porque son muy amplios, casi me llegan por las rodillas), remera de algodón roja.

En fin.

Arrancamos. A los dos minutos, córner a favor. Me hice el desentendido de la jugada, levanté las manos y aparecí por sorpresa por atrás. Nico me mandó un centro perfecto, para que yo voleara la pelota directo al gol. Corrí con todo... pero me pasé un poco, quise frenar y me dio un tirón intercostal que me hizo doler mucho y caer aparatosamente al césped sintético.

Todos se rieron, y no conmigo. De mí.

Seguimos. Minutos después, un rival remata al arco, la pelota se desvía en mi botín zurdo y...

Gol en contra.

A los 20 no podía más (y sólo había pasado la mitad de cancha de fútbol 5 en dos oportunidades).
-Luis, dejame atajar.

Fui al arco. Desde ese momento hasta casi el final del partido. Cuando quedaban 5', dije no va más.
-Me estoy por acalambrar. No doy más... me voy. No puedo ni agacharme para atajar las pelotas.
-No, Jota, dale. Salí del arco, quedate parado ahí y listo.

Me quedé parado en la mitad de la cancha.

Perdimos.

-Pensé que ibas a aguantar más tiempo... -se sinceró Luis, camino al trabajo.
-Pensé que me iba a morir -me sinceré yo.

Pasaron ocho horas desde el final del partido y me duelen músculos que no sabía que tenía. Me duele todo, pero todo. Acabo de tomarme un diclofenac para ver si logro dormir a la noche sin dolor.

Esta mañana me sentía un ex jugador. Ahora me siento una ex persona. Necesito un transplante de vida.

14/4/09

Mal de familia (II)

Ustedes bien recordarán a G, mi hermano, el día que guardó las medias en la heladera y las encontró tiempo después al lado de la cerveza.


Ustedes habrán creído entonces, o creerán ahora, que ese mal no es realmente familiar, que es una exageración mía.

No, amigos.
No, pebete.
No, pequeña saltamontes.
No, chiquitín.
No, no, no.

Como muestra, otra anécdota.

En mis recientes vacaciones -a las que fui invitado por papá Jota, que casualmente también se llama Jota y a quien, entonces, llamaremos PJ- ocurrió un episodio digno de MdP!

Noche del jueves, mi última noche de vacations. Cenamos PJ, su mujer D, el hijo de ésta C y la novia de éste, CG (C-girlfriend). Eramos, para los que están contando con los dedos, cinco.

Cenamos pastas, unos fideos cocinados por mí, con salsa casera hecha por mí y una entrada hecha por... no sé por quién, fue comprada en el súper, picada, algunas porciones de tarta, etc.

Cenamos, decía, terminamos de cenar y PJ fue a lavar los platos mientras D levantaba de la mesa y C, CG y yo charlábamos amenamente.

PJ tardó buen rato en lavar las dos ollas, la cacerola de la salsa, los cinco platos, los cinco juegos de cubiertos, los cinco vasos más todas las porquerías que había por ahí dando vueltas.

Cuando terminó, casi 40 minutos después de empezar, y ya pasada la 1AM, se dio cuenta de que le faltaba algo. Fue de nuevo a la cocina y justo, justo, lo vio D poniéndole detergente a la esponja. Preguntó D:

-Con eso lavaste los platos??
-Sí, por??
-Eso no es detergente!!
-Cómo que no??
-Nooooooo!!!

PJ, el papá de Jota, lavó los platos con esto...

C, D y CG se descostillaban de la risa. No podían parar.

Yo? Resignado. Es lo que me espera: lavar los platos con limpiador de pisos y, como papá, tener que lavarlos todos de nuevo...


13/4/09

Las vacaciones de Jota

Sí!

Jota ha vuelto. Y milagosamente, habiendo aprovechado del sol durante cinco días.

Gracias a todos por la espera, por los mensajes, los mails, las cartas de amor y las quejas, suculentas e interminables quejas, reproches e insultos que me dedicaron en mi ausencia.

Ahora bien, para todos, los buenos y malos perdedores, les dejo mi álbum de fotos de las vacaciones.


Todo empezó con la protección...



Por suerte no faltaron el viento y las olas


La familia unida (o no tanto, el tipo parece que se quiere ir...)



Las chicas!



las perras!



la nena (aburrida) de papá



el amorrrrrrr!!!



el tipo con huevos (de pascua) para meterse en el agua fría



Y también encontré muestras de afecto, fanas de Jota



Y se fue el sol



Y salió la luna


Y al día siguiente, unas chicas buscaron desesperadamente a Jota



Y otras le dieron la espalda...



Entonces, Jota se envició sobre la arena



Y se fueron las chicas


Y se escaparon más chicas...


Y se fueron las vacaciones



Pero estuvo bien, eh, muy bien




*Legales: si de casualidad sos alguno/a de la foto, no me mandes a la CIA (ya la tengo en feisbuc) ni a un abogado, con un mail solucionamos el asunto, o...
**Promo "Las vacaciones de jota": si sos alguno/a de la foto, mandame un mail y tal vez te ganes la remera de Jota. Tal vez.

11/4/09

Volver

I´m back.


Volví de las vacaciones.

Y sí, hubo sol.

Ustedes cómo la pasaron?

Disfrutaron del test perdedor?

Ah, felices Pascuas.

Y un adelanto de lo que se viene: el álbum de fotos de las vacaciones de...


Encontré la casa de mis sueños. Está hecha para mí, hasta me dejaron el cartelito...

8/4/09

Test perdedor (cuarta parte)


Todos lo estaban esperando, lo sé. Sí, lo sé, no digas que no, chiquita, no te hagas el distraído, flaco. Todos lo querían. Bueno, digan que sí, dale?

Bien. Para los que no tienen idea de qué se trata, una vez, allá en el tiempo, hubo un Primer Test Perdedor. Tiempo después hubo un Segundo Test Perdedor. Y como las segundas partes siempre fueron buenas, apareció una tercera para superarla: Tercer Test Perdedor. Pero, claro, si la tercera no fue la vencida, pasamos para el cuarto. He aquí el Cuarto Test Perdedor.

Entonces, si ya hiciste los otros tres, tomá papel y lápiz -lapicera, fibrón o tinta china valen igual-, anotá los puntos correspondientes a cada respuesta y al final compará tus resultados con la escala de perdedurez, que es diferente de las anteriores porque es un test más acotado, más cortito (muchos se quejaban de que la suma era demasiado larga, viste).


1. Cuántas horas pasás en el feisbuc?
-No tengo cuenta de feisbuc, tengo fotolog (5)
-No tengo cuenta de feisbuc porque es de la CIA (10)
-No sé lo que es el feisbuc (-5)
-No tengo cuenta de feisbuc, es una pavada (0)
-Entro muy de vez en cuando (3)
-De 0 a 5 horas semanales (2)
-De 5 a 10 horas semanales (5)
-Más de 10 horas por semana (10)

2. Cuántas cuentas de mail tenés?
-No tengo mail (10)
-Una, como todo el mundo (1)
-Una de hotmail/live para el messenger, una de yahoo, una de gmail, una del trabajo y otra de cuando era chico/a que me da pena cerrarla (25)
-Más de una para el messenger (10)
-Depende, con mi nombre real o con las otras personalidades macabras? (10)

3. De vacaciones te fuiste a…
-Europa, Caribe o Brasil invitado por mi familia (-2)
-Brasil, Caribe o Europa en avión con amigos/as (0)
-Sur argentino (2)
-Norte argentino (3)
-Brasil en micro (5)
-Costa Atlántica (7)
-Fui a las playas secas del Gobierno de la Ciudad (10)
-No me fui a ningún lado (10)
-Me voy ahora en abril a Las Toninas porque es más barato (20)

4. Alimentación
-Como de todo, sin problemas (0)
-Hay algunas pocas cosas que no me gustan (2)
-Vivo a dieta (5)
-Soy vegerariano/a (10)
-No me gusta el queso (12)
-Tengo una alimentación balanceada, como dicta la pirámide del envase del pan lactal (15)
-Soy una maricona comiendo (-10)

5. Por las noches
-Duermo genial, siempre (-1)
-Tengo días, pero en general, bien (0)
-Me cuesta dormirme (2) 
-Me despierto de madrugada (3)
-Me despierto varias veces a la noche (4)
-No duermo desde hace meses (7)
-Duermo empastillado (10)

6. Medicamentos
-No tengo ni una aspirina en casa (0)
-Tengo lo básico, curitas, aspirinas, alguna que otra cosa (1)
-Pastillas para dormir, para la panza, para la cabeza, dolores musculares, etc (5) 
-Tengo hasta un botiquín con la cruz roja pintada (8)
-Vivo tomando pastillas (10)
-No puedo responder, ya me morí (100)

7. En Pascuas
-No hago nada en especial (0)
-Me voy afuera desde el jueves (3)
-Me tomo unos días desde el viernes (4) 
-Laburo como un condenado todos los días (5)
-Me fui el lunes o martes, como Jota (10)
-Cuándo son las Pascuas? (10)
-Compro huevitos para todo el mundo!! (15)

8. Jota para mí es…
-Un muñeco amarillo (3)
-Un nabo (1)
-Un genio!! (5) 
-Un boludo (1)
-Pará, de qué Jota hablamos? (5)
-Un imbécil (1)
-Un tipo simpático (4)
-Es una mina que se hace pasar por tipo para... para algo (5)
-Es un programa de computadora que nos hace estupidizar a todos (10)
-Yo lo conozco! Se llama Luis y vive en Longchamps! (20)
-Un freak (7)
-Un capo, re divertido (5)
-No sé, lo tengo que pensar (8)

Felitaciones!!! Llegaste al final de este tramo. Cuál? Este!! El cuarto!! En fin... dejame sumar y callate, Jota.


Hasta 3 puntos: no existís, no sos real. Hacelo de nuevo y si te da igual, hacete un genético para comprobar que sos humano.
De 4 a 8 puntos: no te preocupes. Más allá de encontrar algunos episodios hostiles en el historial, tu vida no estará signada por la derrota.
De 9 a 15 puntos: Sos un perdedor básico, estándar. Intentá mejorar la puntería porque podés pasarte para el otro lado.
De 16 a 25 puntos: Sos un perdedor avanzado, aceptalo. Podrás tener mejores o peores días, pero debés asimilar tu condición. Refugiate en el Manual de Perdedores así no te sentís tan solo.
Más de 25 puntos: casi que sos patético y das pena. Hacete ver.


Y? Cuánto te dio? Contame, contanos, contate, cantate algo. Una que sepamos todos.






*Legales: el Test Perdedor es original y exclusivo de MDP! Manual de perdedores, Historias de derrotas, caídas, papelones y otros derrumbes. Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de este blog. De incurrir en el plagio o el hurto del material, se solicitará la intervención de la Justicia civil, del Hombre de la Bolsa o de algún amigo grandote y con agallas.

7/4/09

Me fui, pero estoy

Claro, en realidad no estoy, pero estoy. Me fui de vacaciones, pero no los iba a dejar solos, no?


Sólo les quería avisar que mañana van a tener la posibilidad de rechequear su capacidad de derrota.

Mientras, les dejo un lindo temita para que disfruten.




Sí, lo podría dedicar, pero... Bueno, es para vos. Sí, para vos.

Saludos para todos los que me conocen.

6/4/09

Hay un nuevo Jota?

Estoy frente a una gran prueba. Una más. Me voy unos días afuera, a descansar, a recargar energías, a calmar la cabeza, a... Bueno, me voy y punto, para qué les voy a contar todos mis problemas.


La cosa es que cada vez que me tomo unos días durante el año -en verano a veces tengo cierta fortuna con el clima, en una época en la que no tenerla es directamente de yeta-, llueve, está nublado, hace frío, caen soretes de punta o nieva en Buenos Aires cuando yo me voy a otro lado. Esta vez, parece, la suerte está cambiando:



Eso dice el pronóstico extendido (las dos aa del título de la infografía todavía no las entiendo, no me voy a la Antártida Argentina), o eso dice hoy. Veremos qué pasa. Por lo pronto, me pongo contento, soy optimista (y me cuesta, eh).

Deséenme suerte. O éxitos. O mierda, no sé. Pero deséenme algo.

4/4/09

Horóscopo Perdedor de abril

Aries: disco de Luis Miguel que contiene los temas Suave, Me niego a estar solo, Luz verde, Hasta el fin, Ayer, Qué nivel de mujer, Pensar en ti, Dame tu amor, Hasta que me olvides, Tú y yo. En cuanto al signo, bueno, este mes no hay más que la recomendación de escuchar el disco de Luismi. Dolor. Mucho dolor.

Tauro: várices y problemas de circulación. La medicina tradicional recomienda el ejercicio liviano, pero HoJota va más allá: sexo tántrico y cambio de pareja. Caída de cabello.

Géminis: la familia agota un poco, pero es imprescindible que siga estando ahí. Ni pienses en huir, aceptala. Amor: no es buen momento para pensar en eso, intentá con el dinero o con ocupaciones y negocios. Dolor en las manos, seguramente cortes y no de ruta.

Cáncer: los ojos, ese gran problema del mes de abril. Cuidá tu salud ocupar, visitá al oftalmólogo y seguí sus recomendaciones. De acá a fin de año es probable que tengas cataratas o pequeños derrames. Nada grave, la ciencia avanza a pasos agigantados. Dolores fuertes que terminarán en una intervención quirúrgica.

Leo: empieza el frío y con él aparecen esas molestas gripes y alergias. Loratadina y a otra cosa. Que esa otra cosa tenga que ver con el sexo opuesto -o con el propio, porque en MdP! somos abiertos-, pero que tenga que ver con el sexo. Dolor de oídos y probables cefaleas.

Virgo: las amistades te juegan una mala pasada. Tu amiga te roba el novio, tu amigo te roba tu amante y tu amante te roba la ropa interior para cagarse de risa con sus amigos. Un bajón. Dolores Barreiro.

Libra: en lo deportivo se van para arriba. En lo institucional no hay nada mejor. Tormenta pasajera en las relaciones sentimentales. Sorpresa: inconvenientes respiratorios. Dolor genital.

Escorpio: pésimo mes para el estudio. En Semana Santa vas a parir esas hojas y más hojas que tenés que estudiar para la semana siguiente. Si conseguís trabajo, dejá la facu o el colegio y ponete a laburar. Vas a necesitar la plata. Dolor en las zonas bajas.

Sagitario: si su nombre empieza con N, ni te le acerques, no es para vos. Buscate otra u otro con la S en su inicial, pero que no sea Sergio. Buen mes para los negocios familiares, sobre todo si la plata la pone otro. Dolor abdominal.

Capricornio: sigue la crisis, hay desplantes, problemas, mala aceptación y peleas sin fin. Buscá ayuda terapéutica con urgencia e intentá dejar el alcohol y las drogas blandas (las duras ni las pruebes, no seas gil). Va a doler mucho el codo y tené cuidado con las caídas.

Acuario: está buena, pero te va a hacer sufrir. Y a vos, sí, a vos pequeñita, cosita de mamá, no, él es un boludo atómico. Mes ideal para descansar y salir con amigos en plan de tranquilidad. Ni se te ocurra enamorarte. Dolores inexplicables, tal vez del alma.

Piscis: tratá de no hacer regalos de cumpleaños, no le vas a acertar al gusto del que festeja; prometelo para más adelante. Dolores menstruales o musculares.


Fuente: HoJota*

 


*Grupo de especialistas en futurología bautizado como Horóscopos Jota, integrado por dos astrólogos, una vendedora de ropa, un crupier, un librero del Parque Rivadavia, un hacker y dos eunucos con poderes sobrenaturales.

*El porcentaje de probabilidades de error, esta vez, es de 29,12%.

3/4/09

Sí, Doctor

Hace un par de semanas fui al doctor. No, no, no fui por nada específico. Fui al clínico, a mi médico clínico, un capo de unos setenta y pico de años que me ausculta no con un estetoscopio, sino con su oreja, como se hacía en las viejas épocas.


-Cómo anda, Jota? -me recibió- Cómo anda ese trabajo?

Y le conté de mi trabajo, y me preguntó por mi vida de pareja. Pero como fue rápida mi respuesta porque las mujeres me huyen, inquirió sobre mi familia, y después sobre mis gustos, y sobre mis amigos, mi vida social, y así estuvimos hablando durante unos 40 minutos, en los que también me contó parte de su vida, de sus cosas que, sinceramente, en este momento no recuerdo.

Pasados los 40 minutos, hizo la pregunta de rigor:
-Pues bien, Jota querido, qué lo trae por acá? Alguna molestia?

Y ahí le conté todo lo que me pasó en los últimos tres años, que fue mucho y no vale la pena repetirlo porque está todo en esta página. Sólo es cuestión de hurgar (no sean vagos, leer hace bien).

No pensó demasiado el Doc. Y me hizo una última pregunta:
-Está haciendo deporte, Jota?

No, claro. Un buen perdedor no hace nada, se rasca el higo todo el día*, o trabaja como un burro de carga, se banca que lo dejen todas las mujeres y se vuelve loco como una cabra en celo en medio de un rebaño de ovejas homosexuales.

-Entonces -siguió el Doc-, vamos a hacer lo siguiente. Va a ir a caminar por lo menos tres veces por semana, cuarenta minutos cada vez. A caminar, eh, nada de correr. Buen paso, de corrido, cuarenta minutos, mínimo, y al menos tres veces por semana. En un mes me viene a ver. No tome nada, nada de remedios, ningún factor externo. Camine. Va a andar bien.

Después me contó la teoría de por qué caminar hace bien. Interesantísima. Por supuesto, tampoco la recuerdo como para reproducirla ahora.

Y claro, cómo uno no va a querer a un médico que le dice que deje la pastillita azul a la mañana, la verde al mediodía y la roja a la noche?? Este me dice que deje todo, que me vaya a caminar. Y yo, a este Doc, le digo que sí a todo.

La noche del miércoles, dos semanas después de ir al médico, decidí hacerle caso. Me fui a la cama a las 2.30, pero no me importó. Me puse el despertador a las 8.45 para ir al parque a caminar (como los viejitos, sí, ya lo dije alguna que otra vez), pero me desperté antes de que sonara.

Me quedé en la cama, igual. Aguardé a que la radio sonara a las 8.45.

Fui al baño. Me lavé la cara, los dientes, etcéteras.

Me puse el short, las medias, las zapatillas deportivas.

Abrí la heladera, comí un yogur.

Y oí un ruido raro. No era habitual.

No, lógico, era la lluvia. Llovía. Bastante. Mucho.

Los que viven en Capital no me van a dejar mentir: hoy, jueves a la mañana, llovía mucho. 

"EL" día que yo decidí empezar, llovió. Y no pude ir. Así no se puede...




*Aunque usted no lo crea, rascarse el higo no viene a lo que están pensando, sino al ombligo.

2/4/09

Los años pasan

Y cuando los años pasan, llegan mails con mensajes como éste:




Y la verdad, no me caen demasiado simpáticos estos mails.

Nunca un mail de una fábrica de helados, de una fiesta adolescente, de ropa juvenil, no: rejuvenecimientos, dietas, agrandamiento peneano, problemas de impotencia, implante capilar, etcéteras.

No estoy tan mal. No estoy tan mal!!!!!!!!!!!!!!!!!

Carajo mierda

1/4/09

Proyecto

El año 2002, podría decirse, fue un buen año.


Ese año conocí a N, mi ex-ex, con quien años después llegué a convivir un tiempo. Y ese año, ya con N como compañera de vida, mi jefe vino con una gran noticia:
-Jota, la empresa va a sacar una revista en Costa Rica y voy a estar yo a cargo. Te quiero conmigo.

A la mierda! Irme a vivir a Costa Rica? A trabajar ahí?

La ecuación cerraba por todos lados: gran proyecto, buena compañía (con ese jefe me llevaba y me llevo bien, además iba una diseñadora gráfica con quien tenía buena onda y otro periodista amigo), buen dinero (cobraríamos en dólares), gran experiencia y un lugar que, si bien no es una preciosura (San José de Costa Rica no es muy lindo que digamos), tiene cerca unas playas del carajo.

Rápidamente dije que sí. Y consulté:
-Para cuándo sería?
-Vos te irías primero, la semana que viene.
-Eh??????

Una semana.

En una semana se lo conté a mi familia, a mis amigos, subalquilé el departamento que alquilaba, me despedí entre llantos de mi novia N y quedamos en que si todo marchaba bien, ella se iría para allá unos meses después. Hice una despedida para mis amigos, cené con la familia, arreglé todo. Me agarró pánico y pensé en cambiar de idea, pero N me convenció de que era un gran proyecto.

-Te vas el martes. Así que no vengas a trabajar estos días, organizá tus cosas, despedite, tranquilo... no vengas a trabajar -me dijo mi jefe.
-Y los pasajes, y la plata? -consulté.
-Hablamos el finde, todavía no hay nada confirmado.

Era sábado. El domingo no hablamos. El lunes me impacienté.

-Es que no hay nada, Jota, se está demorando. No creo que te vayas mañana, tal vez el miércoles o jueves.
-Entonces mañana voy a trabajar, ya estoy caminando por las paredes.

El martes trabajé. El miércoles no me fui.
-Parece que el viernes, pero si no, te vas la semana que viene.

El viernes no me fui. La semana siguiente, tampoco.

Desarmé la valija recién veinte días más tarde. El proyecto nunca se cayó oficialmente, pero ya estaba estampado contra el suelo sin anuncios.

Una noche organicé una cena en casa. Mi amigo Tele se encargó de llamar a los demás. Pablito, al verme abrirle la puerta, se sorprendió:
-Qué hacés acá!!!?? Cuándo volviste???
-Nunca me fui.

El pensaba que la cena la organizaba Tele, mi amigo que iba a subalquilarme el departamento.
-Me llamó un poco la atención que también estuviera N, pero qué se yo... Me dijeron 'cenamos en lo de Jota con Sol, Lean y N'. No me hablaron de vos!

Soy un fantasma!!

De más está decir que mi gran esperanza centroamericana nunca se realizó. Al tiempo, mi jefe y yo nos enteramos de que el socio costarricense de la empresa había sido procesado por estafas varias y estaba preso, con todas sus revistas cerradas y sus empleados en la calle. Al tiempo, además, murió en un confuso episodio.

Podría agregar que tiempo después, este mismo jefe me eligió para otro proyecto que no se dio. Y que otro, en las gateras, seguro que no se va a cumplir.

Estoy destinado al fracaso, al mismo lugar de siempre. 

Soy, creo, un mero proyecto. 

Nunca me voy a convertir en realidad?

Acerca de MdP!

Este blog contiene historias propias, algunas pocas ajenas de personajes cercanos, que se funden una en otra bajo el mismo don. Todos los protagonistas son (somos) perdedores: en el trabajo, en el amor, en el sexo, en la suerte, en el día a día, en la vida. Porque para algunos, como yo, ser perdedor dejó de ser un problema: ya es un destino ineludible. He aquí las historias. De derrotas, caídas, papelones. Derrumbes en general. Nos pasa a todos, no?