10/7/08

Tonto y retonto (dos en uno)


Hay que ser justo. En realidad, este tipo que anuncia feliz que come comidas podridas no es un perdedor: es un imbécil. Click para darse cuenta los motivos de la afirmación. Por Dios... qué pelotudo. Mi coincidencia es absoluta con la esposa de este especimen nefasto, bastante crudo, falto de cocción.

0 perdedores dejaron su mensaje después de la cereal:

Acerca de MdP!

Este blog contiene historias propias, algunas pocas ajenas de personajes cercanos, que se funden una en otra bajo el mismo don. Todos los protagonistas son (somos) perdedores: en el trabajo, en el amor, en el sexo, en la suerte, en el día a día, en la vida. Porque para algunos, como yo, ser perdedor dejó de ser un problema: ya es un destino ineludible. He aquí las historias. De derrotas, caídas, papelones. Derrumbes en general. Nos pasa a todos, no?