3/7/08

El pastor Giménez

Hace diez años llevaba poco, apenas doce meses, en el periodismo. Por entonces, en el trabajo me designaron para mi primer viaje: San Pablo, Brasil, para ver un partido de fútbol entre Corinthians y Racing.
Tenía algo de miedo, debo decirlo. Pero con el correr de las horas fui paliando esa situación. Otros periodistas, con algo o mucho más de experiencia, me hicieron sentir cómodo.
Hay un par de anécdotas (o anedas, como le gusta decir a Atina) que sumarían a ésta, pero vamos a regular. El asunto en cuestión tiene que ver exclusivamente con el partido de fútbol y con mi percepción del juego. Aquella vez, Racing ganó por primera vez en Brasil. Fue 2-1. Y sobre la hora.

Volví a Buenos Aires en el mismo avión que el plantel argentino (que había mostrado un buen feeling con el periodismo tanto en el hotel como en el vuelo). La delegación del equipo abandonó velozmente el free shop y los trámites de aduana. Nosotros demoramos un poco más. Mientras esperábamos el remise con el fotógrafo, alguien se me acercó por atrás y me tocó el hombro.

--Vos sos el periodista de piiiiip?
--Sí.
--Ah... Y estuviste en Brasil?
--Sí.
--Ah... Y fuiste a la cancha a ver el partido?
--Sí.
--Y que lo viste, de espaldas?
--(?)

Primer punto: no sabía quién era. Repasando la formación de Racing, supuse, con buen tino, que se trataba de un tal Fabio Giménez, la única cara que no conocía de ese plantel. Siguió la charla frente a frente: el resto de los jugadores estaba, cual rebaño, pastando a 50 metros, esperando el micro.

--Cómo me vas a poner un 3?
--No te puse un 3, te puse un 4.
--Me pusiste un 3, necesitás que te traiga el diario?
--No hace falta. Habrán cambiado el puntaje desde acá. Yo estaba allá. Y te puse un 4.
--Pero qué partido viste? Lo viste el partido?
--Sí, lo vi.
--No, no lo viste, porque no jugué mal. No jugué para 3.
--Bueno, podemos coincidir o no en eso. Vos te viste bien, yo te vi mal.
--Pero cómo es? Te pagan para ponerme ese puntaje?
--(?)

La charla siguió sobre esos carriles, entre irónico y tevoyarecagaratrompadasperiodistadelorto!

Y terminó abruptamente cuando el tal Fabio Giménez dijo:
--Y andá allá con los muchachos que también quieren hablar con vos.

La manito de Marcelo Delgado, el Chelo, llamándome desde el interior del rebaño, provocó que mi primer viaje terminara a las apuradas. Con el remise esperándome, di media vuelta, cargué la valija, subí al coche y me fui.

Huí. Claramente, huí del pastor y las ovejas. No hay nada como un buen agnóstico...

10 perdedores dejaron su mensaje después de la cereal:

Ana dijo...

Jajaja, me encantó. Mi viejo siempre que pierde el Ciclón y los jugadores tuvieron un desempeño desastroso dice que todos los periodistas o que los árbitros están comprados. Se ve que entre la gente está presente la idea de que hay una mano superior, invisible, que mueve las fichas cual ajedrez. Así, nadie se hace cargo de nada!

nueve nubes dijo...

hola... pase.. q estes bien


jesai


www.jesai.com.ar

ale dijo...

Estoy con vos, Jota. Los únicos que valieron la pena en ese partido fueron Latorre y García (Tapita García!! Que apodo!). El resto, merecían un lastimoso 1, que podría transformarse en 2 o 3 por el amor propio y nada más.

Los periodistas deportivos son una mentira, pero los jugadores son unos payasos. Y encima no tienen autocrítica.

PUH dijo...

Ah, la violencia en el fútbol... a dónde vamos a parar?? Y ese intento de patoterismo y censura al periodismo real, convincente, honesto y fiel junto al pueblo... Me imagino que habrás tenido horas y horas de terapia después de eso...

Tefy.- dijo...

yo digo..soldado que huye sirve para otra guerra...y la próxima procura volverte en micro jajaj...

que se hagan cargo..si dan asco..dan asco!

besos jota!

=Jota= dijo...

Gracias, Ana
Ale, la verdad que ni me acuerdo de ese partido, sólo de esa anécdota y de dónde comí a la noche en SP, un restorán del carajo...
Puh, sigo en terapia por ese asunto... decí que ya lo puedo largar, viste? Lo importante es reconocer lo mal que me hace.
Tefy, es largo el viaje para micro...

Tasio Picollo dijo...

que buen tema el de ismael... lo escuchaba siempre y ahora hace mucho no lo ponía... Gracias :)


che, un año de periodista y ya te mandaban a brasil?? que orto... no es nada perdedor eso...

besos...

Blus dijo...

"En qué partido estuviste vos?? no viste que hasta hice un gol? sí, reconozco que fue en contra, y que encima me expulsaron a los 10 minutos del 1er tiempo por escupir al árbitro en el ojo, pero si nos vamos a poner en exquisitos viste..." :P

Saludos!

cami dijo...

y bien huido. que se la banquen, yo que no tengo idea de nada y ni vi el partido ese te digo que seguramente jugaron como el orto... sino, no irian apretando prediodistas por la vida...
y hacerse el gracioso-cínico-violento diciendo "lo viste de espaldas?!" pfffff yo ahí nomás llamaba a la redacción y pedía que corrijan: un -100 y que después te venga a buscar todo el plantel, qué te importa, total los taxis salvadores vienen al toque.

Fernanda dijo...

Jes...me encanto... creo q no hay nada q un loser sepa hacer mejor q HUIR !!!!

Voy a leer el siguiente post, q creo q es del horoscopo... ansio conocer el destino de mi finde...

Besotes!

Acerca de MdP!

Este blog contiene historias propias, algunas pocas ajenas de personajes cercanos, que se funden una en otra bajo el mismo don. Todos los protagonistas son (somos) perdedores: en el trabajo, en el amor, en el sexo, en la suerte, en el día a día, en la vida. Porque para algunos, como yo, ser perdedor dejó de ser un problema: ya es un destino ineludible. He aquí las historias. De derrotas, caídas, papelones. Derrumbes en general. Nos pasa a todos, no?