30/7/09

Mensaje a la comunidad

Hola, soy Jota Hesse, primo de Troy McClure. Ustedes me recordarán por entradas como Feliz día, mamá, o Analízame, o Huevo(n), o Nobleza obliga, o incluso por la ya legendaria Un viaje de ida.

Pues bien, en este caso no voy a hablar de mí, sino de un montón de perdedores que se encuentran en la blógsfera. Voy a hablar de los perdedores que aún no se deshicieron de la verificación de palabra.

De qué?

De esto:



Les cuento, amigos. La verificación de palabra no sirve para nada. Alguien que prendió la computadora, sabe usar Internet, entra a un blog y piensa en comentar, no merece tener que poner cinco o seis letritas para poder ver reflejada su obra entre los comentarios ajenos. No es justo.

Saben cuánto tiempo pierde uno poniendo la verificacion?

Piensen: uno comenta lo más campante (una palabra nueva), está chocho con lo que acaba de escribir y cuando pone 'comentar' le salta esa pantallita con las letras. Se me van las ganas! De esta manera, uno ocupa hasta 20 segundos, siempre y cuando no se equivoque (porque a los perdedores nos pasa) y tengamos que volver a verificar. Si quiero comentar 20 blogs por día, saben el tiempo que es? Lo saben??

Yo no, no quiero hacer la cuenta, pero háganla, háganla!

No quiero volver a ver una verificación de palabra en un blog amigo o enemigo.

Es tan simple y claro como esto.

1) Van a Personalizar el blog, Configuración y aprietan en la pestañita de "Comentarios". Esta...




2) Buscan y buscan hasta que encuentran esa pregunta clave para la vida humana. "Mostrar verificación de la palabra para comentario?". Click en "no". Y listo!!!!




También pueden tener valor y bancarse todas las que vengan al no moderar los comentarios, pero no lo veo tan grave. Ahí el tiempo lo pierden los demás.

Así las cosas, les digo, les cuento, les afirmo:

Son perdedores todos aquéllos que tengan la verificación de la palabra para comentarios. Y no pienso comentarles más a esos perdedores que me hacen perder el tiempo...




Fue un mensaje de Jota Hesse para la comunidad

29/7/09

Buscando

Hace 40 minutos que estoy dando vueltas por mi casa, levantando almohadones, revisando bolsillos, hurgando en los tachos y tachitos de basura.

No tengo hambre ni busco migajas.

Simplemente estoy tratando de encontrar las llaves para salir de casa. En media hora tengo que estar en otro lado. Siempre las dejo puestas, pero hoy no están. Y la puerta está cerrada.

Los dejo, estoy apurado. Después les cuento...

PM!*


Actualizado: listo, las encontré. Me tuve que tomar un taxi (17 pesos), llegué tarde adonde tenía que llegar, se redujo el tiempo que tenía que estar y me tuve que volver en taxi (16 pesos) a casa porque me había olvidado la billetera y el celular... Un gran día!!


*Puta Madre!

27/7/09

Son perdedores (XI)

-Los que cuando lo saludan responden "y... con frío"
-Los que hablan todo el día de la temperatura
-Los que esperan una nevada para salir a sacar fotos
-Los que disfrutan del invierno
-Las que usan polainas
-Los que usan gorritos con orejeras
-Los que consiguen pareja ahora sólo para no pasar frío
-Los que no consiguen pareja incluso cuando quieran no pasar frío...

25/7/09

Amiblogs

Como les dije hace dos entradas y les recuerdo en esta imagen...


Hoy es el Día del Amiblog porque yo lo decidí!!!

Feliz día, Amiblogs!!!

Para homenajearlos, le pedí prestado un tema a El Fan de Diego de la Fuente, que es el fan de Diego de la Fuente, el de Fumado, del diario de Lanata ya sin Lanata.

En fin, el tema me gustó. Se los regalo.

Que disfruten de su día.

J



Amiblogs

No importa el lugar
el blog es siempre igual
no importa si es de losers
o de la familia K

No importa cuánto hay
en tus visitas hoy
sin nada hemos venido
y nos iremos igual

Pero siempre estarán en mí
esos amiblogs buenos
que webeamos sin saber...

Que un amiblog vio la luz
y Sueiro la fue a apagar
siempre serás mi amiblog
si no me tratas mal



No importa dónde estás
si en Lima o Uruguay
la vida es un amiblog
un amiblog para andar

Si hay algo que esconder
o hay algo que escribir
siempre será un amiblog
el primero en saber

Porque siempre estará Rozín
ese gordito bueno
que no tiene na' que ver...

Y un amiblog vio la luz
y Sueiro la fue a apagar
siempre serás mi amiblog
si no me tratas mal...


Y ya que estamos, les dejo mi corcho con fotitos de algunos mis amigos (para los que no tienen feisbuc y no pudieron ver mi álbum): Fidel Castro, Los Backyardigans, los chicos de Casi Angeles, Mauricio Macri, el Che, Gandhi, Néstor Kirchner, El Manosanta, Juan Pablo II... En fin, muchos.


23/7/09

Qué tren, qué tren

Volvía con Nacho del trabajo -siempre encuentro alguno con auto que me deja en la puerta de casa- hablando de su reciente viaje por las europas. Que Viena, que Praga, que Amsterdam, que Londres, que Paris...

-Lo que es una cosa de locos -me decía- son los trenes. Le ponen un horario, ponele, 14.27, y no sale y 28 ni y 25. Sale y 27.

Ahí nomás recordé una experiencia que no demoré en contarle.

Corría el año 2007 (suena lindo el "corría el año", aunque fue hace dos míseros años) y yo estaba en Canadá, vacacionando. Venía de pasar unos días en Ottawa con mi amigo Franco, que estaba trabajando, y debía tomarme el tren a Oshawa, donde me esperaba mi hermano, que vive por ahí cerca.

Recuerdo que cada vez que por los altoparlantes decían "Ottawa" yo entendía "Oshawa" y que le pregunté tres veces a la chica de los pasajes si ése era "mi tren", hasta que me explicó:
-Tu tren sale a las 14.03, ni antes ni después. Este es el tren de las 13.58.
-Ah...

(el "ah" es la única parte literal; ella habló en inglés)

A las 14.03, mi tren estaba presto a salir. Me subí, ocupé un asiento junto a la ventana y saqué el libro que estaba leyendo: Pantaleón y las visitadoras, de Vargas Llosa, pero en portugués -porque entonces, aunque necesitaba hablar en inglés, yo estudiaba portugués-.

A mi lado se sentó, casi instantáneamente, un tipo de unos 35 años, que miró mi libro con atención.

Pasaron unos minutos y el tren todavía no salía. Pasaron otros y, claro, lo mismo.

Un señor hablaba por celular y, a los gritos, se quejaba de la demora. Las señoras protestaban, la gente caminaba por los pasillos. Eran las 14.15 y el tren seguía ahí parado! Insólito (para ellos).

El buen muchacho de al lado intentó matar el tiempo conmigo. Me preguntó si era brasileño y, en mi patético inglés, pude explicarle que no, que argentino, que leía eso porque estaba estudiando el idioma y me servía de práctica.

Pero lo que le llamó la atención al tipo era mi calma frente a la situación: la gente ya protestaba a los empleados del tren, se quejaba, explicaba que la esperaban en reuniones, la familia, la... Lalala.

-Lo que pasa es que... No sé, para mí es normal. En mi país, si el tren dice que sale a las 14.03 y sale a las 14.03, se va vacío: nadie llega a esa hora porque el tren siempre sale más tarde.

El tipo rió. Yo seguí.

-El metro sale con demoras, llega con demoras, los buses de larga distancia no respetan los horarios, no existe el 14.03 porque no se puede respetar. Nadie lo respeta. Esto, para mí, es una joda.
-Claro -respondió-. Pero acá no es normal. Esto nunca pasa. Para semejante demora, debe haber pasado algo grave.

Las limitaciones del idioma hicieron que rápidamente volviera a mi libro, que no tardé en abandonar por otro en español. Al rato, ya con el tren en movimiento y habiendo pasado la hora de arribo a Oshawa, llamó G, mi hermano:

-Qué pasó? Y el tren?
-Salió con demora...
-Increíble. Nunca pasa.

Nunca. Hasta que se sube Jota.

21/7/09

Este día es mío

Sí, ya sé que debe existir el día del blogger o algo por el estilo. Ya sé que existe el día del caballo gris con manchitas negras. Ya sé que está todo inventado.

Pero me importa un huevo.

Cansado ya de todos esos días comerciales que me molestan, y mucho, decidí inventar el día del amiblog. Porque soy así, caprichoso.

Sí, leyeron bien, el Día del Amiblog. Del amigo de blog.

Mirá:



Es simple: prendete, colgá esto en algún lugar de tu blog así somos muchos los que festejamos este día tan perdedor como los otros.

Pero sin ir al Planetario, sin comprar regalitos, sin salir a un bar ni mandar mensajes de texto.

Colgamos esto en nuestro blog y el 25 pasamos a saludar.

Y así, todos los años.

O no.

Se copan?

No me van a dejar solo como un perdedor, no?

20/7/09

Son perdedores (especial Día del Amigo)

  • -Los que dicen “feliz Día del Amigo!” con ganas y sin ironías.
  • -Los que mandan mails en cadena recordando lo mucho que me quieren a pesar de no vernos nunca en la puta vida.
  • -Los que se prenden en las huevadas que arma Quilmes y me mandan un saludo de Luli Salazar o de Marley (aunque reconzoco que cuando Luli me dijo "Hola Jota" me gustó un poco...).
  • -Los que compran regalos para sus amigos el Día del Amigo.
  • -Los que se juntan en Palermo, en el Rosedal, en el Zoológico o en la mismísima loma del orto para hacer un picnic por el Día del Amigo (lo mismo vale para el Día de la Primavera y el Día de la Kermesse en Somalía).
  • -Los que compran el pack de sms a su empresa de celulares para poder mandar muchos mensajes de texto en ese día tan especial (?).
  • -Los que sacan fotos con sus amigos en el Día del Amigo.
  • -El que inventó el Día del Amigo: es un perdedor nato, pero además un reverendo hijo de puta.
  • -E indudablemente, el que ocupa un post en el Día del Amigo.

*Aclaración: este post es igualito al del año pasado, posteado el 19 de julio, y advierto que será repetido en la previa o en los días amigos venideros, hasta que me muera o hasta que alguien se digne a prohibir semejante celebración. Y como aclaré entonces, si alguien me quiere ver, quiere ir a comer, quiere lo que sea, que me llame, nos vemos, nos reventamos de morfi, pero porque sí: no por el Día del Amigo.

PD: teniendo en cuenta lo que pasó con Pequeña P, déjenme decirle... Feliz Día, amiga!!!

PD2: como obsequio, este video para todos ustedes...


Crear otra confesionCrear otra confesionCrear otra confesion


Y por último, como no soy de palo, también tengo amigos y álbum de fotos en Facebook con mis amigos por el día del amigo. Mírenlas.

18/7/09

Se viene el estallido

Ya los verán agolpándose en los bosques de Palermo, copando restaurantes, bares, pubs.

Ya se los encontrarán caminando en barra por la calle, alborotando shoppings y paseos, reventándose a mensajes de texto, a llamadas.

Ya colgarán las fotos en el feisbuc, en sus fotologs, las mandarán por mail.

Ya se emocionarán, y se llenarán de abrazos, de besos -porcinos o no-, de regalitos.

Ya los sufrirán borrachos y borrachas, entregándose a un delirio alcohólico, apretujándose en los reservados y babeándose en las puertas de los boliches.

Ya pasará ese día, otro Día D que tanto detesto, que poco entiendo, que no existiría si no fuera por un genio del marketing que pensó vender chucherías y llenar locales de comida una vez al año (sin contar el Día de la Madre, el Día del Niño, el Día del Padre, el Día del Odontólogo y todos esos días pelotudos).

Mañana no es un buen día para salir de casa. Se los digo ahora.

17/7/09

Alcohol en gil

Todos saben que no me caracterizo por las salidas alocadas. Ni por tomar alcohol.

Todos saben que cuando salgo y tomo alcohol no termino demasiado bien.

Todos. Menos yo.

Anoche salí con mis amigos Mariano y Andrés.

-Te espero, así nos vamos juntos -me dijo Mariano, que trabaja conmigo, a las 10 de la noche, pensando que salía a eso de las 11.30.

Por suerte, tuve un día tranquilo en el trabajo y me fui a la 1.20, con Mariano caminando por las paredes del aburrimiento.

Llegamos a un pub que está en Laprida y Córdoba, donde una bandita tocaba canciones de Sabina e improvisaba otras. Ahí estaba Andrés, esperando junto a su chica desde hacía horas.

Qué tal Perú, cómo anduvo la vuelta al trabajo, y tu vida, y alguna chica limeña?

La buena onda de Andrés contrastó con los problemas del hotel de Perú, la derrota histérica con Pequeña P y el aumento que no recibí en el trabajo. Pero se lo tomó con la misma buena onda.

-Y nosotros qué tomamos? -consultó Mariano.
-Cerveza? -respondí.

Cerveza.

La Heineken estaba realmente helada, deliciosa. Y eso que no me gusta la cerveza. Nos tomamos el litro de cerveza en veinte, treinta minutos máximo. Y pedimos otra, que vaciamos en menos de media hora más. Les soy sincero: no me acuerdo mucho más de lo que hablamos y tomamos después, hasta el siguiente punto.

Andrés, que había terminado su vino, se levantó a buscar otra cerveza. Tomó un vaso, tomó a su novia y se fue. El resto del líquido lo devoramos con Mariano.

-Estás puesto, no? -dijo Mariano, conocedor de mi casi nula capacidad alcohólica.
-Hecho mierda.

Eran las 3 cuando nos fuimos. En hora y media tomé más de lo que mi pobre cuerpito puede tolerar. Mareado, llegué al auto. Mariano me dejó en casa.

-Estás bien?
-Creo que al depto llego.

Llegué. No estaba tan mal sin la música, el humo del cigarrillo y los alaridos de las chicas. Estaba, además de un poco ebrio, muy cansado. Y me fui a la cama.

No me pude dormir. Al rato me levanté asqueado, mareado. Fui al baño. Me bajó la presión. Me senté en el piso, empecé a transpirar un sudor helado, me goteaba la frente. No perdí el conocimiento, pero casi. Ahora pienso, igual: tengo algo de conocimiento? Creo que debería haber estudiado más.

Empapado, algo recuperado, logré levantarme. Me senté en la cama. Me sequé. Me acosté. Me dormí.

Debí haberme despertado a las 11.30, pero no pude. Una hora más tarde, escribo estas líneas y les digo, amigos, conocidos, a todos les aviso:

así de rápido, así de mal, así de mucho... no tomo nunca más.

15/7/09

Frío/calor

Cuando me mudé a mi actual departamento, hace ya dos años y medio, pensé en comprarme un aire acondicionado.

-No, comprate un aire frío/calor -recomedóordenó papá.
-Para qué? Si hay losa radiante y, además, el departamento tiene una estufa en el living.
-Anda esa estufa de tiro balanceado?
-No sé, pero igual seguro que no la voy a usar.
-Pero ya que te vas a comprar un aire, compralo frío calor -insistióordenó papá.
-Al pedo. Sale trescientos mangos más y es al pedo.
-Ufff... Bueno, hacé lo que quieras -rezongó... y eso significa 'comprá el frío/calor'.

Y eso hice.

Y la diferencia, tal vez con culpa, la pagó él.

Ahora bien. Odio el aire acondicionado. No me gusta, me hace mal, si la humanidad vivió tantos años sin eso, sigamos sin eso. Hoy no nos mata el calor: nos mata el cambio de temperatura. Nos mata el aire helado de los equipos artificiales. Si no existiera el aire acondicionado, no habría cambios bruscos de temperatura. Y seríamos más felices (sí, la felicidad pasa por el frío/calor, no sabían?).

Cuestión que en dos años y medio debo haber prendido el aire condicionado diez, quince veces, la mitad con amigos que me lo pedían, y el aire caliente, en invierno, cinco o seis veces. Máximo.

Pero este invierno fue diferente. Empecé a tener frío en los pies. Y eso, lo saben, no se soluciona con nada. Aunque la calefacción ayuda...

Un día prendí el equipo DeLonghi que está colgado en una pared e intenté pasarlo a calor: nada.

De Feel pasaba a Cool, de Cool pasaba a Dry, de Dry pasaba a Fan y de Fan, en vez de pasar a Heat, que es donde te da calor, volvía a Feel. Y así. Se había arruinado el Heat!!

Y me volví loco.

Lo había usado cinco veces y ya no andaba?? Una locura!

Fue entonces cuando me fui a Perú. Y me olvidé del tema.

Ahora que volví, y volví a tener frío, volví a intentarlo. Y nada. Y empecé a preocuparme: cuánto saldrá un arreglo de estos?

Y pasó un día...

Saldrá muy caro?

Y pasó otro...

Tendré que comprar uno nuevo?

Y pasó otro...

Y apelé a papá:
-Sabés qué puede pasar? -consulté- No anda, no sé qué mierda le pasa. Debe salir re caro, encima...
-Le cambiaste las pilas al control remoto del aire? -preguntó.
-No, pero anda. Se mueve, funciona el frío, pero no funciona el calor.
-Cambiale las pilas.
-Pero...
-Cambiale las pilas.

Hoy le cambié las pilas.

Me cagué de frío tantas noches por no haber gastado seis pesos en pilas...

14/7/09

Mi lugar en el mundo

Mi amiga La Negra me hizo conocerlos. Y le agradezco: ya son parte de mi vida. Son parte de mi terapia cotidiana. Entendí lo que soy. Entendí realmente lo que me pasó con Pequeña P. Y con tantas otras...

De hecho, entendí también lo que me pasó con La Negra (perdón, LN, pero tengo que confesártelo ahora y públicamente): con vos también fui eso.

Sí, soy un Pagafantas.

Algunos ya sabrán de qué se trata. Para los otros, les dejo este video explicativo...




Y si tienen unos minutos más, nuestro himno:



Gracias, Negra. En serio.

Encontré mi lugar en el mundo, mi grupo de autoayuda. Y me enteré de que hasta hay una película, que no sé si se estrenó o no, pero que la veré en cuanto pueda.

Estoy feliz. Necesitaba saber que no soy el único perdedor en este porcino mundo!

12/7/09

Es simple, es claro

Las buenas noticias no abundan. Basta, realmente, con mirar el diario de reojo para darse cuenta.

Por eso, llegar al trabajo y saber que hay aumentos de sueldo es reconfortante.

Sin embargo, también hay que ser consciente de las realidades: no me llamo Rodrigo, ni Pedro, ni Rubén, ni Pablo, ni Sergio, ni Omar, ni Paulino.

Las buenas noticias no son para todos.

Me llamo Jota.

Soy perdedor.

Y un perdedor llamado Jota no figura en la lista de 25 aumentos sobre 30 empleados, digamos, de la misma categoría.

Así de simple. Así de claro.

Me quiero volver a Perú.

9/7/09

Jom, suit jom

Ah, qué lindo es volver a casa...

A una ciudad Pro, a una provincia en la que el marketing es lo más, a un país en paz y con la redistribución de la riqueza a flor de piel; todo por el bien de los argentinos. Todo lo elegimos los argentinos.

Hermoso es leer los diarios y, a la distancia, saber que ya hay como 60 muertos por la gripe porcina.

Que cerraron los teatros y algunos cines.

Que también hay restricciones en pubs y boliches.

Que hay mucha paranoia.

Que se agotó el alcohol en gel y que casi no hay barbijos en la ciudad.

Que si estornudás ya no te dicen "salud!!" sino "ay, qué asco".

Que los medios ayudaron a tapar el dengue con la porcina, la porcina con las elecciones y, ahora, el resultado de las elecciones con la porcina.

Qué lindo es enterarse de los procesos judiciales de diputados electos y del futuro jefe de la policía metropolitana.

Ah... qué placer volver a mi país.

Si no se cae el avión, en unas horas estoy por allá.

Salud! (o qué asco...)

7/7/09

Lo que es tener buen culo

Día libre en Lima.

A pasear un poco.

A comprar unos regalitos.

Y a meterse en una especie de shopping, a huevear.

Ahí estaba, mirando y mirando, cuando vi en oferta unos pantalones tipo cargo que me gustaron mucho.

Saqué uno, lo volví a colgar. Otro. Y otro. De color crema, verde musgo, azul, marrón, negro...

En determinado momento, me decidí: me pruebo estos dos. Los agarré, pregunté dónde estaban los vestidores y entré a cambiarme.

Y ahora voy a adelantarme en el relato: salí del probador riéndome de mí mismo, descostillándome de risa, a pura carcajada al punto que nadie entendía nada, los empleados me miraban pensando que había fumado alguna cosa rara ahí adentro. Pero no.

Pasó que me probé el primer pantalón y me quedaba enorme, claramente el 32 de esa marca no era mi número, no era mi talle.

Pasó que me probé el segundo y me quedaba un poco chico, ya de piernas, medio justo. Pasó que me lo subí igual, que me calzó demasiado justo, que me apretó un poco, pero me cerró.

Pasó que -disculpen, chicas impresionables- los huevos se me apretaron como matambre en su hilo.

Pasó que mi culo era una manzanita.

Pasó que me sorprendí. Hasta les diría que me gusté.

Pasó que me saqué el pantalón, que busqué de nuevo el talle.

Pasó que la etiqueta de ese pantalón, igual al otro, igualito en modelo y en marca, tenía un bordado de flores del lado de adentro.

Pasó que decía: "Woman".

Pasó que me puse un pantalón de mujer.

Y pasó que comprobé que con un buen pantalón, hasta yo tengo buen culo.

6/7/09

La voy a extrañar

A diferencia de Pequeña P, y de tantas otras, ella es rubia.

Y nunca me dijo que no.

No histeriqueó conmigo. No me corrió el pico y, lo tengo que reconocer, hemos cruzado pico con pico muchas veces, a toda hora, hasta en la soledad del hotel.

Porque también estuvo conmigo en el hotel.

Ella es rubia, decía. Es delgada, ligera, fresca y alegre.

No es tan jovencita, pero sí es bien peruana. Y acá la quieren todos: no hay quién se le resista.

Y repito: estuvo conmigo. Pero la tuve que compartir con otros.

A horas de volverme a Buenos Aires, voy a confesarlo: no extrañaré mi chamba peruana, ni a mi ahora amiga Pequeña P, ni a mis amigos Reyes y León, ni las cenas en Patagonia, ni las hamburguesas de Bembos. No voy a extrañar tampoco el arroz chaufa con pollo de mis almuerzos en Jerrys, ni el chancho al ajo del chifa al que fui con Reyes. Ni las tardes noches de billas en Billas People (billas se le dice acá al pool).

Creo que tampoco voy a extrañar las caminatas por el malecón. Ni la buena vida de Miraflores. Ni los bares de Barranco. Ni a mi amiga Sushi Punk. Ni a su amiga que está más buena que un plato de ravioles, que creo que se llamaba María Ale. Ni a la Cusqueña. Ni al pisco sour. Ni a Larcomar.

Mi estadía en el Perú, un mes entre el 24 de abril y el 24 de mayo, otro mes entre el 10 de junio y el 9 de julio que se avecina, me acercó a ella, a la rubia, como a nadie. Me la llevaría a Buenos Aires. La tendría conmigo para siempre.

Voy a extrañarte mucho.

A vos, realmente, sí, mi querida Inca Kola.


3/7/09

Regalo

Para la semana de la dulzura debería bastarles conmigo...

Pero bueno. Por las dudas, acá tienen:



Ahora Jota quiere el beso.


(y sí, la lejanía lo pone mimoso)

1/7/09

Baja?

Tiempo atrás, en mi primera estadía en Lima, les conté sobre los problemitas del ascensor.

No bien volví a Buenos Aires, mis compañeritos de trabajo me mandaron un mail avisándome que los problemas ya estaban resueltos. Y, ya de nuevo en Lima, encontré en una de las paredes de la oficina una foto con una leyenda. La leyenda decía: "Se fue el Che y todo funciona". En la foto, quince de mis compañeros se apretujaban dentro del ascensor que, por entonces, funcionaba a la perfección.

Duró unos pocos días y volvió a fallar. Y lo cerraron, a la espera del arreglo definitivo. Y cuando volví, hace veinte días, todavía seguía roto.

Hace algunas semanas, una empresa comenzó con el arreglo del ascensor. Parece, o al menos dicen, que lo van a cambiar. Que van a poner uno nuevo y están reacondicionando el interior del agujero. Desde hace días que se ven tipos metidos adentro y una luz que sube y baja, que no sería otra cosa que el ascensor en pleno proceso de prueba.

Ayer, al volver del almuerzo que me ofrendaron las tres únicas chicas del trabajo (Charo, Margarita y Natalia), comentamos la molestia que implicaba subir esos cuatro pisos (con doble descanso, ya que se trata de un edificio viejo) varias veces al día.

Y a las pocas horas ocurrió lo peor:
-Oye, parece que ha muerto alguien -dijo otro alguien, no el supuesto muerto.
-En dónde? -consulté.
-Aquí mismo. En el ascensor.

La lluvia de chanes goteó por todas nuestras cabezas -aunque ninguno acá sepa de qué chanes hablo-.

Mi amigo Reyes y yo bajamos las escaleras, cual viejas chusmas, para ver si era verdad. Y así era: el hombre de seguridad del edificio custodiaba la puerta de entrada, mientras una muchedumbre de curiosos se agolpaba en la puerta. Una ambulancia y un camión de bomberos coronaban la escenografía.

La noticia era dura y cruel: mientras un par de operarios trabajaba dentro del hueco del ascensor, éste, de manera sorprendente y automática, se desmadró y cayó sobre sus cabezas.

Con Reyes volvimos a subir. Y yo, nuevamente agitado, fui directo a buscar la cámara de fotos.

Y retraté a los curiosos de la vereda de enfrente.



Y la fila de automóviles que se acumulaban por la angosta callecita Miró Quesada.



Y la ambulancia, y el camión de bomberos.



Y después de una larga espera, salió un cuerpo en una camilla. Y estaba vivo!! Se movía! Tanto que la foto salió movida...



Al rato, llegó la nueva noticia:
-Oigan, parece que había un muerto, nomás.

Entramos a los diarios locales y ahí estaba: un muerto y un herido.

Y si no lo creen, fíjense, con videíto y todo en el que se ve la entrada del edificio.

Cuando me fui del edificio, a las 22.30, había un camión de la morgue. Todavía estaban sacando el cuerpo del muerto.

Por suerte, ahora no va a haber más accidentes.

Ya están todos avisados:


Acerca de MdP!

Este blog contiene historias propias, algunas pocas ajenas de personajes cercanos, que se funden una en otra bajo el mismo don. Todos los protagonistas son (somos) perdedores: en el trabajo, en el amor, en el sexo, en la suerte, en el día a día, en la vida. Porque para algunos, como yo, ser perdedor dejó de ser un problema: ya es un destino ineludible. He aquí las historias. De derrotas, caídas, papelones. Derrumbes en general. Nos pasa a todos, no?