21/8/08

Sin juicio

Hace algunos años, decidí cambiar de odontólogo. Cambié sin una razón clara, aunque la más clara sería que el consultorio del nuevo -recomendado por mi tío, el médico-, quedaba más cerca de mi casa.

Fui una primera vez, después de más de dos años de no pisar el anterior, y me sorprendió con "apenas una pequeña carie". Fantástico. Volví al tiempo, molesto al morder. "Te tengo que sacar la muela de juicio. No tenés buen espacio para los dientes y si no te sacamos ésa (la de abajo, a la izquierda) se te pueden correr", me explicó.

Acepté. Me mandó a ver, en su mismo centro odontológico, al que se encarga de las extracciones. Me hicieron una placa. Me dieron turno. Y fui...

Hago un stop para aclarar que de niño tuve problemitas -obvio, soy perdedor- y me sacaron algo así como cuatro muelas, una de ellas dos veces (la de leche y cuando volvió a crecer). Siempre por problemas de ortodoncia. Usé aparatos, primero abajo y después arriba. Como los de arriba los usaba poco, se me torcieron. Y después, para emparejar, me pusieron aparatos sólo arriba; y se me torcieron los de abajo... Nada grave.

En fin, retomando. Fui al extraccionista.
"Abrí grande la boca", me dijo.
Lo hice.
"No, grande", insistió.
"Ej o aj grangue que cuego", le dije. (subtítulo: "Es lo más grande que puedo").

Para que se den una idea, hagan esta prueba: junten los dedos índice y anular de alguna de sus manos; ahora, pongan esos dos dedos de frente a su boca, como mirándola, y de manera vertical (que las uñas queden no hacia arriba o hacia abajo, sino hacia los costados); bien, ahora muérdanse esos dedos. Para que entiendan: mi boca solamente se abre como para que yo muerda esos dos dedos. Nada más. Nada. No puedo morder, digamos, un alfajor triple. No me alcanza el alto de la boca...

Complicación para el odontólogo, sin dudas. Empezó a trabajar sobre mi muela de juicio sin mucho espacio. Tironeaba. Tironeaba. El tubito que saca los excesos de saliva laburaba a full. Yo me movía hacia adelante ante cada tirón. "Así no puedo", se quejó el asesino de bocas. "Abrí más grande o te voy a tener que partir la muela en dos y sacártela de a partes", me dijo.

Yo lagrimeaba. Era durísimo. Al tipo sólo le faltaba ponerme la rodilla en el pecho y tironear más fuerte...

Terminó, claro, sacándome la muela de a partecitas. Estuve aproximdamente una hora y media ahí. Nunca me dolió tanto algo como la boca una vez que se me fue la anestesia (o sí, alguna vez me dolió más algo, pero prefiero no recordarlo).

Volví a la semana para que me sacara los puntos. Y no volví nunca más.

Hoy, después de dos años, saqué turno de nuevo con el odontólogo. No con el nuevo. Con el viejo. A ése no vuelvo nunca más...

14 perdedores dejaron su mensaje después de la cereal:

ale dijo...

Excelente anécdota para alguien que tiene que ir a que le hagan no una sino dos extracciones. Como voy a sufrir, por favor...

Viviuska dijo...

Pero ese dentista es un asasinooooo!!!
Menos mal que no te dejó ningún pedacito porque si no... :P
Suerte con el antiguo dentista y que no se cobre los dos años que no fuiste! :)

ladyjojo dijo...

jajajajaja
yo por suerte ninguna carie, pero debo decir que..... no entendi lo de los dedos y eso que probe, mas o menos, en cm cuanto abris (yo me hice la prueba, lo q me coloca a un lugar mas abajo q vos en la tabla d perdedores y me dio 3.7 cm) a vos menos q eso????? umm mira q mi boca es mmmmuy chica

Eliana dijo...

Mi boca también es pequeña, pero he contado con buenos odontologos :D

Pobrecito nene, te dieron una paleta al terminar??

Miks dijo...

si yo te contara la historia de mis muelas de juicio verias que soy mucho mas perdedora que vos...

MAÍTA dijo...

día a día confirmo cuántos elefantes te mearon jota, vos sos una persona con mucha mala suerte. estás seguro que una gitana no te tiró un hechizo maldito cuando eras pequeño?
yo revisaría el inconciente a ver si encontrás algún recuerdo reprimido.

Princesa Sukimuki dijo...

J, q dolor!!!
yo creo q me tendria q sacar las 4 muelas de jucio...pero por ahora me hago la boluda. cuando no pueda evitarlo te pediré el tel de tu odontologo, sólo para saber con quien no pedir turno

beso

p.d: no pude evitarlo y medí con el método propuesto en el post la capacidad de apertura de mi boca..no es mucho más grande que la tuya

Natalia Alabel dijo...

Yo no puedo entender que haya drogas contra el sida y sondas en el espacio, y los odontólogos sigan usando los mismos métodos de tortura medieval!

Tasio Picollo dijo...

A mi me tuvieron que sacar los 4 colmillos de leche porque se me hacia como un túnel, osea se me hacia un agüjero por debajo del diente, y se ponía todo negro... Era un asco, por suerte mi abuela era dentista y al terminar la extracción me daba plata para que me compre un helado para que me desinflame....

Justamente mañana tengo que sacar turno con otro dentista (mi abuelo se retiro) porque me duele una muela, si no me da plata lo puteo...


saludos...



justamente mañana tengo que sacar turno con otro dentista (mi abuelo se retiro) porque me duele una muela, si no me da plata lo puteo...

Meryl dijo...

Hay que ser jodido para ser dentista, eh...

Yo por suerte nunca tuve ni una sola carie, aunque me ha tocado pasar por otros dolores dentales...

No por nada a los dentistas los apodan "carniceros" (o era a todos los médicos en gral.??!?)

Saludos...

Paula, la malvada dijo...

a esa clase de hombres los detesto:

los odontologos, que miedo!

Gisela Ange dijo...

ahhhh... que terror!!!

Tengo que ir, pero me hago la tonta. Y sé que tengo, al menos, dos caries. La extracción no es algo que quepa en mis posibilidades. Sólo con anestecia total de dos días! :P

Supongo que antes de volver debería superar este post, je (gracias por inspirar esta excusa) :P

solciss dijo...

uhhh noo

el día que tenía turno para sacarme la muela de juicio, terminé internada por una infección en la lengua!
que perdedora!!
jaajaja

pero al tiempo tomé coraje, y me la fui a sacar y no dolió!
(ahora me quedan sacar las otras 3.. pero lo voy a pensar!)

Anónimo dijo...

Los que sacan las muelas no son como los dentistas. Lo mejor es que te den turno con un cirujano maxilofacial, te hace lo mismo que el extraccionista pero con más cuidado. Lo sé porque salí con uno. Y sí, lo conocí después de que me sacara una muela de juicio, jeje!! Si quieren les paso el número... extrae como ninguno! No, che, en serio!
LN.-

Acerca de MdP!

Este blog contiene historias propias, algunas pocas ajenas de personajes cercanos, que se funden una en otra bajo el mismo don. Todos los protagonistas son (somos) perdedores: en el trabajo, en el amor, en el sexo, en la suerte, en el día a día, en la vida. Porque para algunos, como yo, ser perdedor dejó de ser un problema: ya es un destino ineludible. He aquí las historias. De derrotas, caídas, papelones. Derrumbes en general. Nos pasa a todos, no?