9/3/09

Feliz día, mamá

Hace muchos, muchos años, Diego -alias El Hongo por Hongo- me invitó a una mega fiesta que organizó en su casa. No fui solo: como casi siempre, emprendí el viaje con mi amigo/vecino Tele, que por entonces vivía frente a mi casa.


La fiesta tenía una consigna: "Hay que venir vestido con una toga romana".

-Lo qué? -pregunté.
-Llevá una sábana y te envolvés en ella -me contestó Tele, siempre sabio, siempre dispuesto a tapar mis baches.

Tele y yo éramos, y creo que aún lo somos, un tanto particulares. En ese momento quisimos diferenciarnos del resto y en vez de llevar una sábana blanca para simular la toga, llevamos sábanas con dibujitos. No recuerdo bien, pero creo que la de él tenía unos patitos y la mía, unas líneas azules esparcidas por toda la tela. No provocamos complicidad; más bien dimos un poco de pena.

Llegamos a la casa de El Hongo, una casa enorme con un jardín de invierno precioso y un fondo que, al empezar la fiesta, tenía un lindo verde y al terminar, algunos charcos de un espeso líquido verdoso. 

Desde ya, fuimos vestidos 'de civil' y nos cambiamos en un cuarto, no sin antes percatarnos de que todos los que ya estaban sólo tenían su ropa interior debajo de la sábana. Y las mujeres, sólo la ropa interior de abajo. La parte de arriba? Sólo cubierta por la sábana, que iba y venía al ritmo del baile.

Pequeño detalle para tener en cuenta: era sábado y al día siguiente, domingo, era el Día de la Madre y, además, yo trabajaba a la tarde/noche.

Como dije, llegamos, nos cambiamos, fuimos bien recibidos por El Hongo y otros amigos. En mi caso, la recepción tuvo un condimento:
-Qué bueno que viniste, Jotín! Me enteré que L te dejó, qué mal... Acá te vas a divertir, está lleno de minas, nada de estar triste!
-Corté hace diez meses, Hongo, está todo bien.
-Bueno, pero te vas a divertir!
-Sí...

Hasta ese día, y hablo del año 2000, sólo me había empedado una sola vez.

En el 2000, entonces, ocurrió la segunda. Y fue terrible.

El Hongo y sus amigos habían armado una barra, llenado de frutas unos bowls y preparado una licuadora. A los quince minutos, Tele estaba a cargo de las mezclas y Jota (como siempre, desde aquí es un tercero, yo no lo conozco ni tengo nada que ver), a cargo de probarlas. Por elección.

A la hora, Jota estaba completamente ebrio. Había tomado vodka con frutillas, con durazno, con uvas, con peras, con manzana; ron con frutillas, con durazno, con uvas, con peras; melón con vino, sandía con dulce de leche y lechón con arrolladitos primavera.

Las amigas de L, por entonces ya la ex de Jota, pero a la vez amigas de las hermanas de El Hongo, pasaban a su lado y lo acariciaban, pero él, borracho, ya no tenía reacción.

Cerca de las seis de la mañana, después de haber bailado y tomado durante toda la noche, Jota y Tele decidieron irse. Pero para contar lo que sigue voy a volver a ser yo...

Quería cambiarme, sacarme la toga romana apestada de alcohol y sudor. Pero no podía: la puerta de la habitación en la que había dejado mis cosas estaba cerrada y nadie respondía adentro. El baño, en donde quería cambiarse Tele, también estaba cerrado. Rápidamente nos dimos cuenta: en la habitación, en el baño, en el sótano, en todos los rincones de la casa había chicos y chicas haciendo cosillas, mientras yo emanaba un vaho decrépito producto de la mezcla frutal.

Después de un rato me abrieron la puerta del cuarto; entré, me senté en el borde de la cama, me saqué la sábana de encima y recién ahí, en calzones y tambaleante, juro que recién entonces me percaté que sobre la cama había una parejita que, entre risas, me miraba ponerme -con notoria dificultad- el jean y la remera. No me importó. Terminé de cambiarme, salí.

Caminamos unas cuadras, tomamos un taxi al que con muchos problemas logré guiar hasta mi casa.

Llegamos. Bajamos. Nos despedimos. Yo entré a mi casa, Tele a la suya. Y...

(sigue mañana... no sean impacientes)

17 perdedores dejaron su mensaje después de la cereal:

Pasajera en trance dijo...

Y... la abrazaste a tu pobre madre?

:S

Bueh, sigue mañana... yo atenta a la actualización ^^

nelsonline dijo...

Las cosas en dos partes siempre son buenas... Lo que no es igual a decir que las segundas partes siempre son buenas... de hecho la mayoría de las segundas partes de películas son malísimas... La única segunda parte que, a mi criterio, superó a la primera fue Terminator II.

Hubo una película llamada "Por el bien de un niño", de suspenso, que la dieron en dos partes por un canal de aire en Córdoba, y me sacó la cabeza esa película...
Muy buena al menos para esos días...

Habrá que esperar hasta mañana entonces...
Abrazo Jota

Frank dijo...

Buuuuuuuuu! No la podés cortar así!!!

el Rafa dijo...

Naaa... parece que esta de moda. Continuara... :P

Nicknock dijo...

Necesito saber como continua! el suspenso me mata! (genial la escena de la parejita y vos cambiandote)

Lin dijo...

jajajaja me imagino por dónde va la mano... no te preocupes, yo se lo hice a mi papá!

Otro capítulo dijo...

Te quisiste tirar en la cama medio muerto... pero caiste sobre el colchon porque te olvidaste la sabana... Sera que yo odio dormir sobre el colchon...

Etienne dijo...

Nadie te dijo nada sobre la sábana con dibujitos?? O es que ya estaban todos en pedo?
Te sigo leyendo...

Flor dijo...

jajaja
me quedé con ganas del final!
Conta!
Contaaa!!!

AleLa dijo...

conta jota contaaaaa
che
hice 75 en el gran dt
pero todavia no se actualizo el torneo de amigos.
como se rascan estos de clarin eeeh

Anto dijo...

Uh, lo peor es si va gente a tu casa. En ese estado lamentable recibir gente creo que debe ser de las peores cosas que te puede pasar

Pasajera en trance dijo...

Me quedé pensando...

" +o( " sobre tu mamá?! Pobre! Qué regalito :S

Lu dijo...

Nooo nos podés dejar así!! me morí imaginandote envuelto en sábanas con rayas y/o dibujitos. Jaja!!

Quiero ser una mantenida dijo...

Menos mal que madre hay una sola.

queserademi dijo...

i wanna know

bipolar dijo...

y le vomitaste todo a tu madre!! jajajaja

nerak dijo...

te diste cuenta que no era tu casa..
q no eran tus pantalones
q tus pantalones estaban recortados con grandes hoyos
q era la casa de Tele

bueno... actualiza luego q puedo seguir inventando :D

Acerca de MdP!

Este blog contiene historias propias, algunas pocas ajenas de personajes cercanos, que se funden una en otra bajo el mismo don. Todos los protagonistas son (somos) perdedores: en el trabajo, en el amor, en el sexo, en la suerte, en el día a día, en la vida. Porque para algunos, como yo, ser perdedor dejó de ser un problema: ya es un destino ineludible. He aquí las historias. De derrotas, caídas, papelones. Derrumbes en general. Nos pasa a todos, no?