10/3/09

Feliz día, mamá (II)

(continúa del post de ayer)


...pasé la noche abrazado al inodoro, expulsando partículas de todas las frutas conocidas por el hombre, sacando el diablo de mi interior. Habré logrado dormirme a las ocho de la mañana; me desperté a las 11, llamé a mi mamá:
-Hola, ma (dije con voz de Mostaza Merlo).
-...
-Ma?
-Quién habla?
-Yo, Jota!
-Hola... estás bien?
-No, más o menos...
-Qué te pasa?
-Tomé mucho anoche...
-...
-Feliz día.
-Gracias (dijo, sin poder evitar tentarse).
-Ahora me baño y voy para allá, pero no creo que coma... no tengo hambre.

Me bañé, me cambié y salí para lo de mi mamá. Las ojeras me llegaban a las rodillas y de tanto en tanto me las pateaba al caminar. Tenía en mi interior un volcán en erupción y en mi cabeza un disco de AC/DC con la percusión de La bomba de tiempo.

Mamá me recibió con un tanto de pena. Sin plata y rin regalo, le había comprado una rosa en el quiosco de flores de la esquina, para no llegar con las manos vacías. La miré comer, recostado en el sillón, mientras lo único en lo que pensaba era en la posibilidad de morirme de un paro cardíaco para terminar de una vez con esa sensación insoportable. Terminé de mirarla comer, en lo que seguramente fue su peor Día de la Madre, y me fui al trabajo. Desde ahí, llamé a Tele para ver cómo estaba.

-Cómo estás? -se anticipó él.
-Para atrás. Acá, en el trabajo, con un paquete de Criollitas en la mano y una botellita de agua. Todo lo demás me da asco. Doy pena, te juro. Vos cómo andás?
-Terrible. No sé, me siento muy mal, no entiendo cómo puedo estar así después de tomar solamente whisky.
-Me estás cargando?
-No, por?
-Si tomaste de todo!
-Cómo de todo, tomé whisky nomás.
-No, boludo, si vos hacías los tragos!
-Qué tragos?

No se acordaba de nada. De la barra, de las frutas, de la licuadora, de quién quiere ser barman por una noche. Nada. Tal es así que me contó su propia anécdota con su madre.

-Llegué y me fui a dormir -arrancó-. Cuando me levanté, con resaca, hecho mierda, me acordé de que tenía pensado dejarle a la madrugada a mi mamá las zapatillas que le había comprado, acercárselas al pie de la cama para que se despertara con la sorpresa. Y me sentí mal porque me había olvidado, pero no encontraba las zapatillas por ningún lado. Me levanté, fui al baño y vi a mi mamá de acá para allá, ordenando cosas, con las zapatillas puestas, feliz de la vida. Y la puteé, que cómo las agarra así nomás, que yo le quería dar la sorpresa, que por qué no me esperó! Ella me preguntó si la estaba cargando, le dije que no. Y me dijo: "Tele, vos entraste a mi cuarto a la mañana a dejarme las zapatillas, me desperté, estuvimos charlando como media hora y te fuiste a dormir. No te acordás?". Y no, no me acordaba...

Me reí de su desgracia, intenté devolverle los pedazos de noche que no tenía en su memoria. Y nos despedimos. Seguí en el trabajo, resacoso, impresentable, hasta cerca de la medianoche. 

Y nunca más volví a tomar tanto como aquella vez.

16 perdedores dejaron su mensaje después de la cereal:

Anónimo dijo...

JAJAJA q buena anecdota!!
te juro q nunca perdi la conciencia y eso que hice desastres eh!

saludos sr J


Fer

Flor dijo...

A mí me pasó dos veces, la última en las fiestas de mi pueblo. Tengo lagunas imposibles de llenar!!
Esa noche dormí en el piso del baño!!
Estuve dos días sin probar bocado y tomando agua a cucharaditas...

Hasta entonces nunca me creí eso de "no me acuerdo de nada".

Besos

Princesa Sukimuki dijo...

Jota, soy tan perdedora que nunca me tome mucho. Taaaan, taaan perdedora que no tengo ni una buena anecdota como la tuya para contar!

sos groso!

besos!!!

Lin dijo...

Pobre Tele, lamentablemente lo super entiendo..

Pasajera en trance dijo...

jajajajaja

Fue mejor de lo que pensaba :P

Anónimo dijo...

Jota
te pasaste.
Hablando de perdedores, yo les gano a todos. La única vez que me agarré una borrachera borrachera fue con tequila J Cuervo, empezamos con unos toc, y yo le decía a mi amigo: " che..esto no hace nada boludo "!! El contestaba esperá esperá..
No pude esperar y empiné la botella sin limón sal nada. Eso es lo último que recuerdo.
( me contaron que me desmayé y me llevaron upa hasta a mi cama ). por suerte respiraba.. Nunca más!!!

Lupita.

el Rafa dijo...

Yo tuve varias de esas borracheras que me dije: QUE VENGA LA MUERTE Y ME LLEVE... PERO YA!!!
Por suerte yo soy un reincidente compulsivo.

Changita dijo...

Tengo la suerte de recordar todo TODO lo que pasa, aun cuando he llegado a puntos de quiebre tan barderos como el tuyo jotita.
Si queres algun dia te enseño mi tecnica, por las dudas viste?
Nunca se sabe,

Sos lo mas jota.

Fati dijo...

Lo peo rde la borrachera, son las resacas mi primer y gran borrachera fue a los 15 desp de ahi hay varias bebidas que no puedo ni oler!
jajjaja

Saludo jota!

ladesmadeja dijo...

muy buena La Bomba de Tiempo, by the way


saludos...

Flor dijo...

Muy, muy buena anécdota, me reí mucho. Tu amigo Tele, un colgado...

M A R I N I T A dijo...

Blogger =Jota= dijo...

Desde las 2.05AM del jueves, un premio de ésos que no se pueden dejar pasar estará esperándote en MdP!

Hasta entonces

J

25 de febrero de 2009 4:41




AHI TENES!!!!

GC es un grande dijo...

una vez mas : bue ni si ma la anecdota...

saluditos

Bays dijo...

Yo me emborraché con champagne en el casamiento de un compañero de trabajo y no me enteré hasta el lunes cuando me contaron que había bailado brasilero (cosa que sólo puedo haber hecho en pedo) y vi fotos para las que no recordaba haber posado. Fue horriiiible!!! Cómo otra gente podía tener recuerdos de mí que yo no tenía??!! Lo bueno es que nunca perdí el decoro.

f lor dijo...

Acá estoy. La amiga de marula corazón de melón.
Con respecto a lo escrito. Sé que nunca llegué a perder la conciencia por completo, al menos hasta ahora. Digamos, si un estado deprorable pero nada de no recordar. Por lo que cuentan, es bastante feo, asique espero no pasarlo jeje.
Otro saludo (o dos también).

Carolina dijo...

Mi peor borrachera fue en un viaje que ganamos vía departamento de la juventud de mi ciudad.
Era la última noche y me puse tímidamente a beber sangría con mis amigos y amigas. De a una se fueron durmiendo, yo seguía con los chicos tomando sangría, después vino solo de un tupper con cuchara sopera...

Recuerdo muy poco de esa noche, tenía presente haber caminado en la playa pisando algo raro... me dijeron al otro día que había caminado sobre el resto de los borrachos que estaban tirados sobre la arena.
Luego de la playa recuerdo haber aparecido en mi habitación como teletransportada. De ahí recuerdo que estaba parada en la cama hablando con otra de las chicas y caí sentada y me dormí (tiempo después suponemos con mis amigas que me desmayé...).
De estar en la cama de repente y sin nada en el medio recuerdo estar desayunando. Realmente era como perder la conciencia y recuperarla hacindo algo totalmente diferente.

Nunca en mi vida tuve tanta amnesia.

Acerca de MdP!

Este blog contiene historias propias, algunas pocas ajenas de personajes cercanos, que se funden una en otra bajo el mismo don. Todos los protagonistas son (somos) perdedores: en el trabajo, en el amor, en el sexo, en la suerte, en el día a día, en la vida. Porque para algunos, como yo, ser perdedor dejó de ser un problema: ya es un destino ineludible. He aquí las historias. De derrotas, caídas, papelones. Derrumbes en general. Nos pasa a todos, no?