12/7/09

Es simple, es claro

Las buenas noticias no abundan. Basta, realmente, con mirar el diario de reojo para darse cuenta.

Por eso, llegar al trabajo y saber que hay aumentos de sueldo es reconfortante.

Sin embargo, también hay que ser consciente de las realidades: no me llamo Rodrigo, ni Pedro, ni Rubén, ni Pablo, ni Sergio, ni Omar, ni Paulino.

Las buenas noticias no son para todos.

Me llamo Jota.

Soy perdedor.

Y un perdedor llamado Jota no figura en la lista de 25 aumentos sobre 30 empleados, digamos, de la misma categoría.

Así de simple. Así de claro.

Me quiero volver a Perú.

23 perdedores dejaron su mensaje después de la cereal:

Anónimo dijo...

Ánimo Jota! saludos, Marita

Etienne dijo...

Tampoco figurás en la lista de los que recibirán un telegrama...
Nada es algo...

Fran dijo...

Que garrón!
Esas políticas empresariales nunca las voy a entender, 25 de 30 ¿ que les cuesta ?

Saludos

.:Lolita:. dijo...

Duriiiisimo! que manga de forros Jota.

ambar dijo...

tengo hambre.
nada que unas frutillas con crema no puedan solucionar?

=Jota= dijo...

Animo no, Marita. Animals!

Etienne, vos cómo sabés eso? Me preocupa que lo sepas vos y no yo...

Fran, yo tampoco las entiendo... Voy a poner mi propia empresa. Se prenden?

Eso, Lolita, eso. Vos lo dijiste

Ambar, pará de comer. Así te lo digo. Pará.

Shu dijo...

Jota queridooo, pobre!!!!
Tranki, nada puede ser peor.
Estamos contigo.
hagamos una vakita. "Todos por Jota!!!"

=Jota= dijo...

Acepto, Shu
Hagan Vauquita

Sardina dijo...

La verdad que merecerías la vaquita Jota, parece un chiste 25/30... capaz era una fracción a prueba de perdedores. Mirá si más adelante a esos 5 les dan una bonificación especial! Saludos Jota, suerte :)

Anto dijo...

A veces resulta demasiado, incluso para alguien como J.
Esto me hace acordar a una publicidad muy vieja en la que el tipo iba al almacen con una bolsa de madera en la cabeza para que no le vean la cara.

Aereal dijo...

en psicología eso se leería algo así como "Profesía autocumplida".
Aguante Jota, que ya llegará el sindicalismo para hacer justicia: Igual remuneración por igual tarea! Falta mucho para el 17-10?
asumo que como buen perdedor, debe ser seguidor del general, o no?

Lin dijo...

Tus empleadores quieren "salvar el boliche" como Don Carlos?

Yoni Bigud dijo...

Sea fuerte.

Y vuelva a la noche para arrojar algunos cascotes contra las ventanas.

Un saludo.

Julieta (: dijo...

Definitivamente ya es algo personal, a 25 de 30? jaja, no puede ser.

Y en cuanto al inglés... con un diccionario se arregla! jajaja
un beso (:

Euge.. dijo...

Las cosas pueden ser peores, sí. Ya sé que desaniman pero tampoco te quedaste sin trabajo ;) así que por lo menos pensá eso.
Además quién sabe, a lo mejor no te dieron el aumento ahora.. pero tal vez el mes que viene los restantes tienen un sueldo mejor que el que le dieron a los demás? ;)

Princesa Sukimuki dijo...

Jotis, una vez más la realidad supera la ficción!

Señorita Anabella dijo...

Uh, a 25 de 30 qué puta mierda!!

Ánimo tío!

Besotes.

marita dijo...

Ya sé Jotita que es una porquería lo que te pasó pero no quiero que te enrosques tanto, ud. sabe que la vida es así, a veces te jode demasiado.... vamos chiquitín, purrete, loco lindo, no se me venga abajo!!!
saludos

El Abuelo dijo...

Hola. Muy buen blog, te felicito. Sigue adelante. Visita el mío y deja tu coment para saber lo que opinas. Tu opinión es importante porque nos ayuda a mejorar nuestra calidad. Muchas gracias y esta es la página:

www.unidosporeldeporte.blogspot.com

Saludos

Agustina R. dijo...

Por lo menos no te rajaron!

Ili dijo...

y había ranking del 25 al 30 de los que quedaron afuera?...

Saludos

Quiero ser una mantenida dijo...

No Jota! ponete firme, y exigi!

GC es un grande dijo...

uuuuhhh que ganchazo!

Acerca de MdP!

Este blog contiene historias propias, algunas pocas ajenas de personajes cercanos, que se funden una en otra bajo el mismo don. Todos los protagonistas son (somos) perdedores: en el trabajo, en el amor, en el sexo, en la suerte, en el día a día, en la vida. Porque para algunos, como yo, ser perdedor dejó de ser un problema: ya es un destino ineludible. He aquí las historias. De derrotas, caídas, papelones. Derrumbes en general. Nos pasa a todos, no?