1/4/09

Proyecto

El año 2002, podría decirse, fue un buen año.


Ese año conocí a N, mi ex-ex, con quien años después llegué a convivir un tiempo. Y ese año, ya con N como compañera de vida, mi jefe vino con una gran noticia:
-Jota, la empresa va a sacar una revista en Costa Rica y voy a estar yo a cargo. Te quiero conmigo.

A la mierda! Irme a vivir a Costa Rica? A trabajar ahí?

La ecuación cerraba por todos lados: gran proyecto, buena compañía (con ese jefe me llevaba y me llevo bien, además iba una diseñadora gráfica con quien tenía buena onda y otro periodista amigo), buen dinero (cobraríamos en dólares), gran experiencia y un lugar que, si bien no es una preciosura (San José de Costa Rica no es muy lindo que digamos), tiene cerca unas playas del carajo.

Rápidamente dije que sí. Y consulté:
-Para cuándo sería?
-Vos te irías primero, la semana que viene.
-Eh??????

Una semana.

En una semana se lo conté a mi familia, a mis amigos, subalquilé el departamento que alquilaba, me despedí entre llantos de mi novia N y quedamos en que si todo marchaba bien, ella se iría para allá unos meses después. Hice una despedida para mis amigos, cené con la familia, arreglé todo. Me agarró pánico y pensé en cambiar de idea, pero N me convenció de que era un gran proyecto.

-Te vas el martes. Así que no vengas a trabajar estos días, organizá tus cosas, despedite, tranquilo... no vengas a trabajar -me dijo mi jefe.
-Y los pasajes, y la plata? -consulté.
-Hablamos el finde, todavía no hay nada confirmado.

Era sábado. El domingo no hablamos. El lunes me impacienté.

-Es que no hay nada, Jota, se está demorando. No creo que te vayas mañana, tal vez el miércoles o jueves.
-Entonces mañana voy a trabajar, ya estoy caminando por las paredes.

El martes trabajé. El miércoles no me fui.
-Parece que el viernes, pero si no, te vas la semana que viene.

El viernes no me fui. La semana siguiente, tampoco.

Desarmé la valija recién veinte días más tarde. El proyecto nunca se cayó oficialmente, pero ya estaba estampado contra el suelo sin anuncios.

Una noche organicé una cena en casa. Mi amigo Tele se encargó de llamar a los demás. Pablito, al verme abrirle la puerta, se sorprendió:
-Qué hacés acá!!!?? Cuándo volviste???
-Nunca me fui.

El pensaba que la cena la organizaba Tele, mi amigo que iba a subalquilarme el departamento.
-Me llamó un poco la atención que también estuviera N, pero qué se yo... Me dijeron 'cenamos en lo de Jota con Sol, Lean y N'. No me hablaron de vos!

Soy un fantasma!!

De más está decir que mi gran esperanza centroamericana nunca se realizó. Al tiempo, mi jefe y yo nos enteramos de que el socio costarricense de la empresa había sido procesado por estafas varias y estaba preso, con todas sus revistas cerradas y sus empleados en la calle. Al tiempo, además, murió en un confuso episodio.

Podría agregar que tiempo después, este mismo jefe me eligió para otro proyecto que no se dio. Y que otro, en las gateras, seguro que no se va a cumplir.

Estoy destinado al fracaso, al mismo lugar de siempre. 

Soy, creo, un mero proyecto. 

Nunca me voy a convertir en realidad?

18 perdedores dejaron su mensaje después de la cereal:

Caro Pé dijo...

Jota! Acabo de abrir el Google Reader y se me apareció este relato.

Este replanteo este preguntarse a si mismo, es un Gran, GRAN!, adelanto.

Es signo de q está por encontrar la salida! de una!

BABUCHA dijo...

AHHH NOOOO SOS UNICO JOTA.. UNICO...

AL MENOS TE LLEVASTE UNA DEPSEDIDA FAMILIAR, AMISTOSA Y AMOROSA.. QUE MAS QUERES??? JAJA si si,. costa rica.. es feo. NO FUI NUNCA pero es feo

Anónimo dijo...

Estoy absolutamente seguro de que mi presencia en esa aventura no tuvo nada, pero nada que ver.



FP

Lin dijo...

jajaja et re entiendo.. cuando por finnnn, después de tanto tiempo te toca a vossss, el proyecto se cae.

ladyjojo dijo...

y si te buscas vos solito el proyecto y listo? digo.......

Meme dijo...

QUE SALADO LOKOOOOO!!!

Sil dijo...

Es muuuuy gracioso!

Flori dijo...

En menos de 48 horas me sentí tan perdedora como vos, Jotita.

El combo modem + celular + impresora + mp3 se descompuso todo a la vez. Y no se recupera. Y los necesito. Y voy a matar a alguien.


No sos el único. Al menos, no en las últimas 48 horas.

Besos

bipolar dijo...

huhuh noooooo!!! jajaja q garrón esa, te veo caminando por las paredes! ajja

||descascarado dijo...

bueno, pero no fueron fracasos directamente tuyo! no te bajonees que todavía podes fracasar por tu cuenta!

Minés dijo...

Nah!!! Te pasan todas!
No hay nada peor que ilusionarse con algo que luego no sucede!!!
No hay nostalgia peor añorar lo que nunca jamás sucedió (J.S.)!!!
Jejejeje

Lulet dijo...

Jajajaja! Me cagué de la risa...

Qué triste...

=(

Ahora me deprimí.

-Estoy en crisis, sepa disculpar-

MQDLV dijo...

Ah. Yo más bien asumiría que cuando pasan estas cosas es cuando estamos existiendo. Firma: una que también fracasa. Saludos

Pau dijo...

No desesperes. A veces parece que nada pasa, y de repente, todo lo que se estaba gestando se da.

Anónimo dijo...

Jota:
Que se caiga un proyecto no es grato! es horrible para ser sincera.
Por otro lado, si el socio era un estafador, dejó a los empleados en la calle y estuvo en la cárcel, para luego morir en un episodio confuso.... creo que eso es algo positivo, ahí no fuiste perdedor, si hubieses viajado seguro estarías preso en un país extraño!!!!! menos mal que te tocó quedarte!
Saludos, Marita

Etienne dijo...

Juá! Eso pasa! Y te apuesto que si hubieras dicho que no, hubiera sido un proyecto de la hostia!!
No estoy diciendote gafe...

SabrosiNa dijo...

le hace honor al nombre del blog =P

Anónimo dijo...

FP: Confirmado. Vos no tuviste nada, nada que ver. jejejeje.

Jota: lo bueno es que los homenajes se hacen en vida. Así que no te quejes que al menos te despidieron. Mirá si para el miércoles que te ibas habían organizado una celebración por tu partida??? ESO sería ser perdedor.
Bueno, estoy buscando el lado positivo en mi existencia netamente negativa.
beso.
LN.-

Acerca de MdP!

Este blog contiene historias propias, algunas pocas ajenas de personajes cercanos, que se funden una en otra bajo el mismo don. Todos los protagonistas son (somos) perdedores: en el trabajo, en el amor, en el sexo, en la suerte, en el día a día, en la vida. Porque para algunos, como yo, ser perdedor dejó de ser un problema: ya es un destino ineludible. He aquí las historias. De derrotas, caídas, papelones. Derrumbes en general. Nos pasa a todos, no?