19/1/09

Clío



(Había una vez una gata - Luis Pescetti)


En mi cuarto de mi viejo departamento familiar había un placard enorme. Eran cuatro puertas dentro de las cuales se guardaba todo, pero todo lo que teníamos mi hermano y yo. Por si fuera poco, encima de esas cuatro puertas había cuatro puertitas más, bien en lo alto, en las que se podía acumular otras cosas.

Ahí caían, generalmente, las cosas que nosotros usábamos para irnos de campamento: bolsas de dormir, aislantes, cantimploras, cacharros, platos de madera...

Una tarde me subí a una escalera y empecé a hurgar en lo alto. Buscaba algo, no recuerdo qué. En el piso, sobre el parqué, Clío -la gata siamesa que mi hermano había llevado a casa sin consultar y que terminó enamorando a todos- maullaba y miraba atentamente.

Yo buscaba.

Ella maullaba.

Yo buscaba.

Ella...

Dio un salto y se agarró de mi espalda en lo alto, ahí, donde uno está indefenso paradito en un escalón. Sí, la muy turra me clavó las uñas de las cuatro patas en la espalda para mantenerse ahí arriba. Yo gritaba, gritaba, gritaba, intentaba llevar las manos hacia atrás para agarrar a la muy hija de puta.

Terminé agachándome -todo arriba de la escalera-, poniendo mi espalda en posición horizontal, para que Clío se relajara.

Lagrimeando, bajé las escaleras, le grité como si ella fuera a entender algo y me saqué la remera.

Cuatro manchones de sangre en cuatro puntos diferentes quedaron ahí para siempre. Y yo nunca más me subí a ningún lado con la gata expectante.

28 perdedores dejaron su mensaje después de la cereal:

Rocio dijo...

gata mala...



el anterior post es buenisimo!!

beso!

Anónimo dijo...

Pobre tu espalda y pobre gatita, quería hacerte compañía!
saludos, Marita

Mel dijo...

Gracias Jota por tus buenos deseos.
En cuanto a tu gata te debés haber acordado de toda su familia gatuna en el momento. Pero sabés que pienso? Que muchas veces la gente/mascota/lo-que-sea tienden a lastimarnos, para que nos demos cuenta que están ahí. Entendés? Coincido con la del comentario anterior, y estoy segura que tu gata quería hacerte notar que ella estaba ahí. Pero en tu búsqueda de no sé qué, la ignoraste. Y... bueno.

ladesmadeja dijo...

mi gatita Luna sigue sus pasos



saludos

Vere dijo...

Gata de mierda
eso un perro no te lo haría nunca

Vere dijo...

ah si, y pobre de vos que te lastimó
jajaja

Nachio dijo...

Juro por Alá y la Jihad que me bajo de la escalera y la mato! Lo juro. La persigo y la hago mierda con algo.

Odio, detesto los gatos!!! Son basura traidora, interesados en la comida, inexpresivos, poco predecibles, infieles...Mierda con patas 100%!!

AAhhhh...Senti mucho tu anécdota.

Fede dijo...

me matan los comentarios amor odio que generó tu texto, es bueno, sencillo, dice lo necesario y el lenguaje que usas es entretenido para la lectura.
Si es verdad la historia pobre tu espalda, me imagino que la sensación no te la olvidás más en tu vida.

Julia... dijo...

Nadie entiende mejor que yo sobre un ataque felino. Tengo 7 gatos, pero no son mascotas normales... nono, son maldad pura.

Natiii dijo...

jajajaja suele pasar... pero peor es que te arañen una teta, te lo juro...

=Jota= dijo...

me la dejaste picando, Natiii: no sé lo que se siente que te arañen, pero puedo probar de arañar?

Frank dijo...

Lo animalejos y sus travesuras... Siempre, pero siempre siempre, la víctima es el amo... O una persona cercana

La Hormiga Atómica dijo...

Me hubiera llamado, Sr. Jota, y lo habría ayudado...

Contra el maaall!!

ana dijo...

Hola no perdedor.
Quizás haga poco tiempo que tienes un gato, en mi experiencia con ellos quedó claro que un gato frente a un armario, cajon, caja, bolsa, rincones, etc...sienten una curiosidad imperiosa por conocer lo que pueden encontrar, no sé por qué lo hacen, pero lo hacen siempre, o sea que sientete avisado por su curiosidad para el próximo lugar que quieras revolver, tendrás que asegurarte de que no se encuentre delante o facilitarle el acceso, que pase primero, porque además, no tienen paciencia, bueno, no la utilizan en esos casos. Tal vez sienten que van a encontrar algo que se mueva, algún animalillo por su instinto, digo yo...
Puedes aplicarte en las cicatrices, una vez secas las heridas, crema de rosa de mosqueta, va muy bien.

TEFI dijo...

aia... que dolor... me fascinan los gatos, pero los siameses me dan mala espina...

Paula, la malvada dijo...

ay ay ay jota


(en escobar yo tuve un conejo. una vez se escapó a la casa de la vecina y yo me metí debajo de unos alambres de púa para ir a buscarlo... el resultado ... una cicatriz en la espalada espantosa!)

Natalia Alabel dijo...

clio estaba conspirando para asesinarte! los gatos son animales inquietantes, verdaderamente.

LUZ dijo...

jej jota, mi gata "flora" entro por la ventana de mi pieza y nunca mas salio de mi vida.

Mariana dijo...

2 perros
5 gatos
1 conejo
1 pollito


Todos se me murieron.
Una cagada, soy una cagada. Mis mascotas se mueren, onda, debo tener algo anti-pets en el cuerpo.

Eterna dijo...

Una gata con nombre de musa.
Tenía que hacer grandes cosas.

eMe dijo...

Y claro Jota... andá pensando que esto recién empieza, porque la gata va a encontrar otras maneras de meterse en el diome... con los gatos es así.

Ser dueña de López y Chirola me hacen poder dar fe de eso (y los rasguños no conviene rascárselos... algo que aprendí tarde :(

Habitarás mi ocaso dijo...

Por algo mama nunca quiso tener gatos...

Besos

Un día salio el sol dijo...

Coincido con Vere, eso un perro no te lo haría jamás, salute.

Princesa Sukimuki dijo...

Jota hacia mucho q no me reia tanto con tus historias! me estoy riendo con ruido y los peruanos me miran raro....espero q no piensen q es algo contra ellos.

besos!!!

Limada dijo...

Traición!

Quiero ser una mantenida dijo...

Yo nunca tuve mascotas... y si tendria seria un gato. Pero no puedo evitar sentir un cierto miedo, de que cuando este durmiendo se entretenga morfandome la punta de los dedos.
Me mata no saber que estan tramando.
Y siempre tienen cara de estar tramando algo.

pela dijo...

Las gatas son asi, en cuanto te descuidas te clavan las uñas.
lahoraidiota.blogspot.com

Yo no soy Cindy Crawford!!! dijo...

A mi los gatos me gustan mucho.
Antes tenía como cuatro (a todos los dieron los muy sucios de mis familiares) y cuando eran bebes en lo mejor q estabas sentado se te clavaban y escalaban por tus piernas.
Vivíamos con las piernas lastimadas!
Te re entiendo!

(y no es por eso que los dieron aclaro che)

Acerca de MdP!

Este blog contiene historias propias, algunas pocas ajenas de personajes cercanos, que se funden una en otra bajo el mismo don. Todos los protagonistas son (somos) perdedores: en el trabajo, en el amor, en el sexo, en la suerte, en el día a día, en la vida. Porque para algunos, como yo, ser perdedor dejó de ser un problema: ya es un destino ineludible. He aquí las historias. De derrotas, caídas, papelones. Derrumbes en general. Nos pasa a todos, no?