12/8/09

La plata hace la felicidad

La suerte, dicen, es grela. Pero no siempre.

Hoy tuve uno de esos días... raros. Días Jota. Claramente, un día Jota.

Económicamente no puedo decir que pase por un momento brillante. Entonces, a días de que se me debite lo que gasté con la tarjeta de crédito (gastos que hice con la tarjeta porque, obviamente, ya no tenía efectivo; es una rueda imposible de detener), decidí sacar algo de mis ahorritos para cubrirme en el banco. Fui a mi banco. Ventanilla:
-Hola señor, quiero depositar esta plata en mi cuenta.
-Documento?

Le dicté mi número, verificó mi nombre, me preguntó si quería depositar todo o quedarme con algo de cambio, hizo unos tiki tiki en la computadora, sacó un recibo, lo selló y me lo devolvió.

Y me fui.

Pasé por casa, fui a una librería, le compré dos libros a mamá que cumplió años -obviamente, los pagué con tarjeta, así que el mes que viene tendré otra vez la bola de nieve- y me fui a almorzar con ella. Le gustaron los libros, comí con ella, me fui para el trabajo y recordé, antes de entrar, que no tenía plata (porque no acepté quedarme con algo de cambio cuando hice el depósito).

Entoces pasé por el cajero:
-Puse la tarjeta
-Marqué el código
-Click en extracciones
-Click en pesos
-Click en el importe
-Click en el comprobante
-Todo okey, salió la plata, la conté, agarré el ticket y...

Esto decía mi ticket:



No hay fotomontaje. No hay Photoshop. El ticket, el comprobante, decía claramente que en mi cuenta había 15.625 pesos con 82 centavos!!!

No hace falta decirlo: jamás en mi perra vida tuve tanta plata en la cuenta, ni en la mano, ni cuando era chico y jugaba al Estanciero.

Rápidamente pensé en las dos posibilidades:
1) el cajero del banco se equivocó y apretó algún número de más y... y bueno, soy rico!!!
2) me echaron del trabajo y me pagaron eso de indemnización...

Me alegré. Me asusté. Me preocupé.

Y si es plata del narcotráfico y mañana me vienen a buscar para meterme en cana?

Y si es un error del cajero, la tengo que devolver?

Y si me echaron... no tenían que mandarme un telegrama de despido?

Con todas esas dudas, volví a poner la tarjeta, a marcar el código y a pedir un resumen de los últimos movimientos de cuenta, para verificar de dónde había salido toda esa plata.

Mi ticket imprimió. Y ahí entendí todo.

El segundo ticket que salió decía la verdad: que en mi cuenta no tengo ni el 10% de los 15.000.

Al minuto salió un tercer ticket: el de los últimos movimientos.

Durante cinco minutos estuve alegrándome, entristeciéndome y preocupándome por un ticket que no era mío, que había quedado de alguien que no lo sacó. Y que -hablo por mi economía, al menos- tiene mucha plata...

Debe ser feliz.

27 perdedores dejaron su mensaje después de la cereal:

||descascarado dijo...

no vale poner que debe estar falto de otras cosas...cante pri.

Ceci dijo...

El dinero hace la felicidad cuando no lo tenés...en esas cantidades? Digamos que gustitos de tanto en tanto, vacaciones, gastos del inmueble,unos buenos mangos para el terreno, un poco para ropa, otro para lo que falta en casa, más algunos para recreación, más la canasta básica...etecé etecé...todos deberíamos cobrar como el afortunado que se olvidó el ticket?

=Jota= dijo...

descascarado, sólo porque soy bueno te dejo que vuelvas a escribir un comentario y que se entienda

(de onda)

Nuria dijo...

eeeeeeeeeeeh Señor Cajero!! no se hace eso eh!, como va a jugar asi con la gente?

no vale!

Ina Balin dijo...

que tristisima historia Jota.
Ademas quiero aclarar algo, lo que Descas quiso decir es que seguramente esa persona no es feliz, o le faltan otras cosas para lo cual no existe mastercard.. (si, igual lo tuve que leer dos veces) besooooo

=Jota= dijo...

Gracias, Ina, pero sigo sin entender

Tararira dijo...

no se si hace la felicidad, pero me pongo en tu lugar y la calecita de emociones tuvo que haber sido muy fuerte!

Ann. dijo...

Y yo que me emocione cuando logre ahorrar 1000 dolares (con despido u todo).
Por lo menos tuviste un momento de fortuna... corto, pero ojos que no ven corazon que no siente se aplica.

[..gaviota..] dijo...

Me siento pobre...

*

||descascarado dijo...

jajaja ahora en otro estado ni siquiera yo lo entiendo!!
Era para los que siempre dicen ante alguien con dinero quiza tenga problemas en otros aspectos....o lago asi..Ina me entendió (será por que estaba igual que yo..mmm)

Natalia dijo...

JAJAAJAJA
tengo un amigo al que le pasan este tipo de cosas y me acuerdo de este blog y le digo: sos un perdedor (y me sigo riyendo de lo que me está contando). xD

Como nos dijo Quino a través de -si no me equivoco- Manolito "el dinero no compra la felicidad, pero se da una maña para imitarla". O algo así. O no xD.

Besos y suerte! =)

Sheeba Baby dijo...

si veo ese ticket salir del cajero cuando estoy adentro me infarto jajajajajael mío siempre empieza con un - jajajajajajajSaludos

SoLciTo* dijo...

jajajajaja que mal jotaa!, fuiste feliz por unos minutos !

Bárbara dijo...

Por un ratito yo también me había alegrado, Jotín.
Y bueh... era un día Jota... ¿Qué hacer?

Besos rosarinos. ^^

Sil dijo...

Qué depresión cuando mi jefe hace unos días me mandó a sacarle plata del cajero y tenía unos cuantos miles más que los de ese ticket. No sé si es feliz pero por lo menos tiene plata. Yo ninguna de las dos.

Sil dijo...

Y lo que el primer comentarista quiso decir es "seguramnete ahora van a saltar todos diciendo que ese tipo tiene plata pero le faltan otras cosas, así que ya no vale, no lo digan". No sé qué es lo que no se entendió.

Mariposa Traicionera dijo...

ya lo dicen los autenticos decadentes "el dinero no es todo, pero como ayuda"

Besos!

=Jota= dijo...

Tararira, te juro que sí, fue una calesita de emociones hasta que se derrumbó el castillito

Ann, pero mis ojos vieron y mi corazón sintió. No vale tu dicho.

Gaviota, no quiero ser malo, pero sos pobre

Ya entendí descascarado!! Era la hora, seguro, hoy lo entendí más fácil...

Natalia, no sé si es bueno o malo que te acuerdes de este blog gracias a un amigo. El la debe pasar bastante mal

Sheeba, te entiendo, por eso casi me muero cuando lo vi... Me subió la adrenalina a full

Solcito, no sé si fui tan feliz, me dio un poco de miedo de estar involucrado en la causa de la efedrina

Claramente, Bárbara, un día jota... Besos buenosairesinos

Sil, pasame el dato de tu jefe. Tengo un trabajito para unos amigos...

Mariposa, es mi tema de cabecera... pero aun así no consigo tener plata

Princesa Sukimuki dijo...

Uhhh fuiste rico x 5 minutos x lo menos!! q se siente? tenias ganas de comparte un canal o una casa en un country?

besos!

p.d: soy grosa!! x lejos la q mas cosas comenta en este blog!! q me gané?

Julia Q. dijo...

bromas pesadas no!!!! Señor cajero automatico!

Flori dijo...

Algo que no entiendo. Si no era tu ticket, y era el de alguien que pasó antes que vos.. entonces ¿el número de cuenta no tendría que haberte sido desconocido?


Pregunto nomás, sin saber, porque nunca voy al Banco Francés a retirar dinero. ;)


Besito, J.

Lucas Ayala dijo...

pero vos no estás primero en tu propio ranking, eso es tener estilo!

ehhhhhhhhhhh

=Jota= dijo...

Viste, Prin?
Soy tan loser que no soy primero ni en mi propio blog, como dice Lucas Ayala...

Julia, es re malo el cajero. Malo, malo

Flori, no miro el número de cuenta ni nada de eso, normalmente sólo le presto atención a la (poca) plata que me queda!

Pat dijo...

A mi pareja le pasó eso pero al revés: El ticket le decía que tenía 56 $ en vez de 5 mil y pico... Casi se muere de un infarto. Retiró 50$ ( no tenía un mango encima) y al otro día fue al banco en donde le dijeron que había sido: " un error informático"
Nunca devolvió los 50 ni se los debitaron.
saludos

GC es un grande dijo...

ay ay ay me muero de desilusion!!!

que cosa che..

Quiero ser una mantenida dijo...

Si pero la mezcla de sensaciones quien te la saca!!
Jaa..
Igual la moraleja de todo esto, que seria!? no usar la tarjeta de credito, no!?

Meryl dijo...

Hey, yo soy mas loser que vos, Jota! Yo ni siquiera tengo tarjeta! :P

Acerca de MdP!

Este blog contiene historias propias, algunas pocas ajenas de personajes cercanos, que se funden una en otra bajo el mismo don. Todos los protagonistas son (somos) perdedores: en el trabajo, en el amor, en el sexo, en la suerte, en el día a día, en la vida. Porque para algunos, como yo, ser perdedor dejó de ser un problema: ya es un destino ineludible. He aquí las historias. De derrotas, caídas, papelones. Derrumbes en general. Nos pasa a todos, no?