16/5/09

Nada se pierde, todo se transforma

El de ayer fue mi cuarto día libre en Lima, desde que llegué hace 22 días. La noche anterior, es decir, el jueves a la noche, me la pasé en el casino con el amigo León y me terminé acostando a las seis de la mañana. Ergo: me levanté, en mi día libre, pasado el mediodía.


Logré salir del hotel a las 2.40, fui a pasear por el malecón, a dar unas vueltas por Larcomar, caminé, caminé, hasta que reposé en una cómoda silla del Bembos para comerme una buena hamburguesa con queso, huevo frito y tomate. Después, Starbucks: cafecito con muffin de naranja y chips de chocolate.

Debía volver al hotel. Había arreglado con mi amiblogger Sushi Punk para vernos y tomar algo en su casa. Pero llamó:
-Oye, Jota! Te gusta Drexler?
-Sí.
-Bien! Hoy me acompañas, hay un concierto aquí. Vienes conmigo.
-Bueno.
-Tengo entradas Super VIP!! Ponte más contento, Jota!
-Ehh! Iupi!
-Así me gusta! Ven a casa a eso de las seis; viene una amiga, pero puedes venir.

Pasadas las seis estaba en la casa de Sushi Punk. Me invitó una cerveza Pilsen mientras charlábamos de la vida y de la nada, cuando llegó su amiga, cuyo nombre no recuerdo, aunque sí recuerdo que estaba más buena que un atracón con alfajores Capitán del Espacio o, en su defecto (no el de la chica, pues no tenía ninguno... bah, salvo que tenía novio), de una caja de Havannets.

Se sentó, hablaron un poco de sus trabajos, amigos y amores (no entiendo bien por qué, pero cuando estoy con dos mujeres paso a ser una amiga más, hablan como si no estuviera), hasta que nos fuimos: Jorge Drexler tocaba en el Polideportivo de la Pontífica Universidad Católica de Lima. Y yo iba a ser uno de los Super VIP. Yo, Jota! El perdedor!

Al llegar nos dimos cuenta de que todo era mentira. Los asientos 42 y 44 de la fila 14 de la Super VIP estaban más o menos en al Centenario Alta de River, pero a ras del piso. Es decir: el escenario estaba detrás de la cabeza del tipo de adelante. Y adelante del tipo y de muchas personas más, estaban los sectores super extra VIP, VIP de la puta madre y VIP para gente de bien. O algo así, pero había mucha gente delante nuestro. Demasiada.

Lo que veía, aunque restándole el zoom de mi cámara, era más o menos esto:



Mala suerte, nada grave, eran entradas gratis. Pero siempre hay más.

-Ahí adelante están unos amigos, y en la fila delante de ellos hay lugar. Vamos! -sugirió Sushi.

Fuimos. Saludamos a sus amigos, nos sentamos en la fila de adelante.

Empezó el recital, todo muy lindo, hasta que cuando estaba por tocar el tercer tema una chica le gritó algo a Drexler: le había pedido un tema. El, caballero, le respondió unas palabras y decidió complacerla. Se puso a cantar Horas.

Claro que a los 25 segundos, después de equivocarse dos veces la letra, paró.
-Esto es lo que pasa cuando cantás una canción que hace mucho no cantás -salió airoso, ante los aplausos del público.

Siguió cantando Horas, volvió a equivocarse la letra y a corregirse sobre la marcha. Y todo siguió.

Un par de temas después, frenó porque había un ruidito y un técnico tenía que solucionarlo.

Otro par de temas después, una linterna me alumbró la cara: era la acomodadora para decirme que estaba en el asiento de otro, y ese otro estaba detrás suyo para ocupar su lugar. El tipo, buena onda, decidió irse a otro lugar libre. Y nos dejó en paz.

A los pocos minutos, Sushi se fue adelante a grabar un tema en video, para un trabajo. Cuando volvió, no me encontró: yo estaba ya un par de asientos más atrás, porque habían venido otras dos personas con otra acomodadora y tenían el lugar que ocupaba Sushi. Y lo querían.

Desde ya, el lugar que terminamos ocupando tampoco era nuestro. Por eso, cada vez que se acercaba cualquier persona temblábamos, pensando que íbamos a tener que movernos de nuevo. Por suerte, no ocurrió.

Tenía ganas de grabar un tema en mi camarita digital, algo que había intentado dos veces en vano por mi mal pulso o porque la pendeja de adelante levantaba el celular cada 20 segundos y me tapaba la visión (además, recordemos, no se veía demasiado).

Me puse firme y lo decidí:
-El próximo tema lo grabo entero, y si la mina levanta el celular la mato -le dije a Sushi.

Se apagaron las luces, señal de que se venía un nuevo tema. Y empecé a grabar, y Drexler empezó a cantar El pianista del ghetto de Varsovia, pero la luz seguía apagada... y así cantó todo el tema... el que yo grabé: no se ve NADA.

Después de los bises, nos fuimos afuera con Sushi, porque ella tenía que repartir unas revistas y yo iba a ayudarla. Obvio: volvió Drexler y hubo más bises, con nosotros afuera.

Ya hacía frío. Encontramos a otra amiga de ella, que nos acercó con el auto, y terminamos comiendo en un restorán de un argentino, cercano a mi hotel y a su casa. Hablamos, hablamos, hablamos, hasta que yo empecé a hablar más que ella y Sushi casi se me duerme arriba de la mesa: creo que se aburrió.

Ahora bien, qué tal el recital, qué tal la noche, adónde está la moraleja de la derrota? No la hay. El recital, a pesar de los percances, debo admitir que estuvo muy lindo, entretenido, Drexler tuvo la mejor de las ondas, interactuó mucho con la gente y tocó temas conocidos por todos. Por todos ellos: se ve que los tres discos que tengo de él no son los más nuevitos...

Además, él es uruguayo como yo, un grande. Bueno, en realidad yo no soy uruguayo, soy argentino, pero es más o menos lo mismo, estamos cerquita, hablamos el mismo idioma. "No sé qué Dios es el mío, ni cuáles son mis hermanos", canta él. Es que en el fondo somos todos seres de carne y hueso, no? Sólo que algunos más perdedores que otros.

14 perdedores dejaron su mensaje después de la cereal:

Karina dijo...

:) Jota, al margen de que hayas querido impregnar los detallitos perdedores, creo que fue chévere que hayas estado en el concierto de Drexler, y que hayas estado relativamente cerca, ya sabes... entradas gratis y el dicho "a caballo regalado..." :P jejeje no fuiste tan looser, eh??rompiste tu rutina del día.

Por cierto anoche estuve en Larco Mar y hacía un frío de lo peor :S :S :S

Que tengas buena estadía de lo que queda en Lima.

rueda dijo...

De donde yo vengo, entrar gratis a un recital es para pocos.
los ganadores

[..gaviota..] dijo...

Nunca pude coparme con Drexler pero que lindo lo vivido. En los recis siempre esta la boluda del telefono, la boluda de la acomodadora, la boluda que canta TODOS los temas sobre la voz del cantante... Todos seres de carne y hueso, si.

*

Kitty Wu dijo...

Jotis, te re dejo ser uruguayo!!!jajaja...besotes!!

BABUCHA dijo...

no jota... VOS SOS EL MAS PERDEDOR DEL MUNDO Y POR LOS ESCRITOS CREO QUE ADEMAS... LA AMIGA DE SUSHI TAMBIEN. PERO SON UN MASCULINO Y FEMENINO EN TODO EL MNDO...

JAJA

sushi punk dijo...

karina y rueda tienen razón, no es de perdedores; pero buehhhhh... tratándose de ti y conociendo tu prontuario, respetaremos tu afición.
jota, tienes que subir TUS videos, mi preferido: el que la cámara se te cae de la mano, grosso! o los que dices: sí, sushi seguí hablando que estoy filmando (con cara de pocos amigos, como si ese video rigiera el mundo).

no me aburrí, tenía sueño.

besushi jota!

Bárbara dijo...

Jotita! Un día sin algo TAN looser, bien!!

Yo soy de las boludas que cantan todos los temas, sí. Es un problemita que tengo. No puedo evitarlo.

Besos rosarinos. ^^

P.D.: ¿Ya encargaste mi caja de Havannets?

GC es un grande dijo...

QUE BUENO JOTA! por un momento pense que eras hermano uruguayo y yo no lo sabia...

saluditos

.:Lolita:. dijo...

Jota,

Drexler y Jack Johnson son las unicas dos personas a las que adoro. Al primero lo voy a ver cada vez que viene a Argentina... al segundo no tuve oportunidad.
Ultimamente veniasiempre en abril/mayo pero este año ni noticias.
Y no, Lol no tiene un buen domingo... es más bien triste y lagrimoso pero tu post me sacó una sonrisa.
Gracias =)

vichito de luz dijo...

si, es una serie fantastica. por supuesto que vuelan.
pero mira un capitulo de casi angeles, y vas a ver de que hablo

exitos jota,
(y a marinita solo le firmo "te amo" para recordarselo cada dia)
jajaja

pilarcita dijo...

Hola Jota! que lindo encuentro. No es de perdedores, ni. Pero supongo que algo le tenías que encontrar (si no, supongo que perdía sentido el posteo).
Me encanta lo que hace Drexler y Sushi punk me cae joya.


Saludos


(es la primera vez que te comento, no?)

Paulita dijo...

Siempre es lindo ver -mejor, oir- a Drexler. La simpleza de su prosa cotidiana no necesita ubicaciones pretenciosas. No hace falta distinguir sus gestos sutiles, basta con escucharlo susurrar...

Aereal dijo...

Jota.
me gusta mucho tu estilo. me saca carcajadas!!
gracias por el talento compartido.

Aereal

V!R dijo...

Jaja nunca antes habia entrado a este blog pero me parece bastante novedoso jaja

Bueno, un beso y me encanta tu estilo ;) Te sigo...

Que andes muy bien :)

http://virginia-blog7.blogspot.com

Acerca de MdP!

Este blog contiene historias propias, algunas pocas ajenas de personajes cercanos, que se funden una en otra bajo el mismo don. Todos los protagonistas son (somos) perdedores: en el trabajo, en el amor, en el sexo, en la suerte, en el día a día, en la vida. Porque para algunos, como yo, ser perdedor dejó de ser un problema: ya es un destino ineludible. He aquí las historias. De derrotas, caídas, papelones. Derrumbes en general. Nos pasa a todos, no?