16/11/08

Mi perdición

Suelo tener -calculo que les pasará a unos cuantos- raptos de locura en los cuales me autoconvenzo de que para mi vida es imprescindible salir a comprar algo. Algo, cualquier cosa, una cosa.
Desde ya, cuando compro ese 'algo', que generalmente es un artículo electrónico, estoy feliz, rebosante de alegría, encandilado con la maravilla.
Así, por ejemplo, alguna vez me compré la licuadora: un gran verano haciendo licuados y ahora, desde hace ya más de año y medio, ella descansa en la casa de mamá, inútil tanto allá como estaba en mi hogar.
Tiempo atrás, cuando vivía en pareja, sorprendí a mi ahora ex con una tabla para hacer abdominales, de ésas que están en los gimnasios. Igualita. A los pocos meses, taza taza cada uno a su casa. La tabla, también, descansa en lo de mi madre, inútil, sin uso desde hace un lustro. Mi panza es testigo de eso.

Hay más:
-Un reproductor de mp3 (que diez días más tarde podría haber comprado un 50% más barato gracias a una promoción laboral) que uso alrededor de una o dos semanas por año.
-Una Palm que todavía no terminé de cargar (lista de teléfonos) y que estoy pensando seriamente en vender. La saqué de mi casa dos veces. Y en casa no tiene utilidad.
-Una batidora. Porque, claro, Jota adora los postres y cocina mucho, pero no tanto como para tener una batidora Philips enooorme en la alacena.
-En el mismo sentido, compré tres bowls de acero, un palote enooorme para amasar pastas (lo hice una sola vez), infinidad de utensillos que no tienen mucha utilidad en un departamento de soltero, coladores, asaderas, placas para horno, etcéteras.
-Una minipimer que bate, pica, muele, procesa, baila la conga y te canta el arrorró antes de dormir, que uso una vez por bimestre. Sólo si alguien viene a comer y le cocino.
-Mi penúltima adquisición: una juguera. Porque Jota dijo que iba a modificar su vida insana por una más sana e iba a tomar juguitos naturales todas las mañanas. Diez días, Jota cumplió. Y ahí está el armatoste, durmiendo arriba de la heladera. Inútil, como tantas otras cosas.

Por si todo eso fuera poco, esta última semana llegué a la conclusión de que necesitaba una impresora. Por el simple hecho de que una vez a la semana tengo que imprimir mis tristes creaciones para el taller de escritura al que acudo. Está preciosa, la económica Epson, sobre el único mueble que todavía tiene espacio en el living.

Veremos hasta cuándo la encuentro útil...

20 perdedores dejaron su mensaje después de la cereal:

inezita dijo...

comprador compulsivo.
te entiendo...
me pasa lo mismo...vaya uno a saber porque mierda compre un equipo de musica cuando yo escucho musica con los parlantes de la pc...
y asi puedo seguir toda la tarde sobre las cosas que descansan sin que las haya tocado 1 sola vez...

Vere dijo...

Algo así les pasa a las mujeres con la ropa, creo. Creo que soy hombre, creo. Ja!. Lo bueno es que tenés la plata para comprarlos... podés venderlos cuando ya no lo uses, o regalarlos, o donarlos, o o o o...... pero que no descansen sin utilidad! Sólo una sugerencia.
Adiós!

Angie dijo...

che yo todo lo que compro lo uso. eso es de perdedor? vos sabes que nunca me paso nada asi, ni con la ropa

Gargamel dijo...

Genial...

Es el mundo del consumo cíclico: compra consume desecha compra.

Me parece muy bien, todos somos compulsivos en algo.. muejejeje

Flor dijo...

Che, jotin, en tu encuesta de lugares a los que te vas de vacaciones le faltaron un par de ítems...
Besooo!

Natiii dijo...

Yo también tengo ese síndrome... pero dado a mis magros, magrísimos ingresos, mis raptos de compradora cumpulsiva se limitan a colitas para el pelo, pinturas de uñas, alguna que otra remerita... en fin, por lo menos les doy utilidad jaja

Princesa Sukimuki dijo...

Jotis, me pasa eso siempre!!!!!!
mi casa esta repleta de cosas q uso una vez al año con suerte...nosotros claramente somos el motor del capitalismo.

beso

p.d: si la palm engancha wifi, puede ser muy util

Andreievna dijo...

no estoy solo, puedo salir a comprar...

rnr,nana!

solciss dijo...

puuf..

me pasa, sobre todo con la ropa.

abrazoo

porqué no nos hacés una reee cena a los fumados con todos tus utensilios? digo, no...

Anónimo dijo...

ay Jota! Yo hago al revés, compro para los demás, se va a sentir mejor y con más espacio!!!!
Me interesa la juguera, cuánto cuesta? y canté pri para la epson.
Saludos, Marita

Marulinguis dijo...

es lindo darse gustos, mientras peudas seguir comprandote cosas HACELO!
nunca te arrepientas de lo que alguna ves te hizo sonreir :)

se que es exagerado, pero que se yo hoy me compraron la sopa que me gusta y salte de felicidad.

lagondolera dijo...

Mercadolibre Jota. El mercado de perdedores que mitigan un ratito la sensación de idiotez. Como dicen los viejos, "siempre hay un roto para un descosido"
Hasta vendi una cafetera de mi viejo, uffff

Directora de Orquesta dijo...

obvio, me pasa con la ropa.
Lo que tiene muchisima onda en el probador del local, en cuanto llego a mi casa inmediatamente pasa a la categoria de papelon.

Agus-tincho dijo...

Genial!
Y si, claro que pasa, y muy seguido. Claro que algunos, por ser estudiantes unicamente, o con algun trabajo de medio tiempo, solo estamos capacitados para comprar pequeñas cosas que no suelen ocupar espacio.
Frente a mi facultad (la de medicina) hay una feria, no miento, después de cada parcial me instalo, compro algun libro, algo hippie, cualquier cosa, asi que si, pasa.
PD: Asi que la juguera un fracaso? jaja, me tiene tentado hace tiempo!
Abrazos jota!
Tincho.

Anónimo dijo...

agus-tincho... yo pedí primero la juguera de Jota, a la fila muchacho! Marita

=Jota= dijo...

prin, es la palm máas barata del planeta. Sólo sirve para ponerle números de teléfono y algunas pavadas más. Pero tardo tanto en cargarla que me aburre.

agus-tincho, no es un fracaso la juguera, yo soy el fracaso. Anda genial, pero me canso a la semana (de todo). Bueno, de todo no. Pero casi.

Marita, te tengo en cuenta para la epson, eh!

Lic. Ruqui dijo...

Uh, no sólo perdedor sino también comprador compulsivo! No seremos hermanos gemélos separados al nacer?

Saludos, la reina de la compra indiscriminada de carteras.

Anónimo dijo...

Ja, yo tengo algunas prendas de ropa que aún después de años tienen las etiquetas puestas. Pero como soy muy amarreta, no gasto ni un peso de más en cosas que no voy a usar. Lo malo es que no me desprendo de lo que ya no uso porque es viejo y obsoleto. Así, en mi depto de 40m2 hay dos (si, dos) aspiradoras (una es el enano chupatierra de Yelmo), dos teclados, dos bibliotecas desarmables, un rizador de pelo que se rompio, una hamaca paraguaya (no tengo ni balcon), una impresora que tiene unos 15 años y dos banquetas que solo juntan mugre. Ah, y cuatro celulares: un ericsson viejiiisimo, un Motorola Star Tac, un Samsung N-100 y un Motorola v180 (que se rompio y por eso lo cambie...). Dios, eso es Loser!!!
LN.-

Maria Marta dijo...

Ay que placer..comprar por comprar... Igual aca me estoy curando porque me di cuenta de que lo que me gusta es el mero acto de agarrar algo, llevarlo a la caja y pagar. Como aca(UK)podes devolver algo si esta en buen estado y directamente te dan la plata (en algunos lugares hasta tres meses despues!!), entonces compro y si no lo uso en un par de meses vuelve al negocio y me devuelven la plata. La sensacion de haber gastado queda en mi cerebro y todos felices.

Meryl dijo...

J, sos un perdedor en serio: teniendo una minipimer te podes hacer unos licuados muy lindos, no necesitas una juguera!
Y en cuanto a tus utensilios para la preparación de alimentos... todo bien, me parece bárbaro que tengas todos los chirimbolos necesarios para preparar lo que sea! che, la batidora que tenés es como las de kitchen aid profesionales (esas grandes)?

Acerca de MdP!

Este blog contiene historias propias, algunas pocas ajenas de personajes cercanos, que se funden una en otra bajo el mismo don. Todos los protagonistas son (somos) perdedores: en el trabajo, en el amor, en el sexo, en la suerte, en el día a día, en la vida. Porque para algunos, como yo, ser perdedor dejó de ser un problema: ya es un destino ineludible. He aquí las historias. De derrotas, caídas, papelones. Derrumbes en general. Nos pasa a todos, no?