23/6/08

Billar de emergencia

Mierda, qué noche la del sábado, eh? La juventud a flor de piel.

Mi propuesta era simple: vénganse a tomar algo a casa. Blu fue un poquito más allá: invitó a Nano a cenar. Lo de Nano fue re loco: juguemos al billar.
Ellos llegaron antes, yo me sumé después del trabajo. Bajé las escaleras de Los 36 Billares, ahí por Avenida de Mayo, y los vi: Nano y Blu, prácticamente solos en el salón, uno tomando cerveza, el otro una sprite. "Tengo que manejar", explicó Blu. La responsabilidad a flor de piel.
Tenía hambre. Pedí un tostado y un gin tonic. Cuando el mozo venía con mi tostado, pareció caérsele algo al piso. Lo levantó y volvió a la barra. A los 30 segundos reapareció con mi tostado. Alguien duda de que se le cayó un triangulito de pan con jamón y queso, lo limpió con una servilleta y se hizo el boludo? Nadie. Me lo comí igual.
Fue la primera vez que jugué al billar. Empecé con todo, ganándoles al amateur Blu y al único que sabía de qué trataba la historia, Nano. Estuve así, arriba, más de una hora. En la antepenúltima bola, Nano me pasó; en la última, también Blu. Quedé cola. Quedé perdedor.
De ahí fuimos a Carlitos: los nenes estaban tentados con un panqueque. En el auto empecé a sentirme mal. "Me siento asqueado", expliqué. "Me caigo de sueño", dije. Blu ofreció llevarme a casa. Le dije que no. Llegamos a Carlitos, pidieron sus panqueques. "Yo agua", balbuceé.
A los cinco minutos estaba afuera, respirando el aire frío, tratando de levantar el alma mientras esperaba un taxi que no venía. Ni vino. Volví adentro, esperé a que terminaran sus panqueques. Salimos. Blu me llevó a casa.

No eran ni las 3 de la mañana: yo estaba derrotado en la cama, asqueado o borracho o alguna cosa por culpa de un maldito gin tonic, de un tostado que se revolcó por el suelo de Los 36 Billares y de una caída digna en un deporte que, desde ahora, probablemente sea el que me acompañe hasta el fin.

17 perdedores dejaron su mensaje después de la cereal:

cami dijo...

a mí me pasa que me duermo y no hay con qué darle... me preocupa, no tengo ni 20 años! estoy arruinada!!. lo bueno es que aprendí a adaptarme, me duermo en cualquier lado: fiestas, bares, casas, sillones, camas, piso, lo que sea...

y lo de la campera del post anterior, me pasó lo mismo con un paraguas. iba yo re contenta tapándome la cabeza y la mochila, cuando un charco se me atraviesa en el camino y se mete por mi zapatilla hasta el centro de mis huesos. no hay forma de escapar de la lluvia, es así.

bachi.tux dijo...

No tiene nada de malo darle al billar alguna que otra noche.

Para mí que te mató el tostado! Deberías haber pedido que te trajeran otro, no se... que estaba frío, algo!

Y despreocupate, el billar es un deporte que te va a durar años. Me hiciste agarrar miedo al futuro. Gracias! XD

Blus dijo...

Sisi las bacterias del piso fueron probablemente la causa de todo, haceles juicio lo antes posible (a los del bar, no a las bacterias) y capaz que ligás una mesa de billar gratarola, pasando el local a llamarse "Los 35 billares" :D

Saludos!

Meryl dijo...

Jay, lo tuyo es cada vez más grave, lo digo en serio... la mayoría de tus post son de comidas que te caen mal y de situaciones donde terminas dando entre lástima y risa.
A lo mejor ya estás viejo para esos trotes, no? ja ja!!
Saludos!

Florencia dijo...

es mejor que te caiga mal un gin tonic que estes tan baqueteado que ya no te caiga mal nada.

Florencia dijo...

camila, yo tambien estoy arruinada, el otro dia casi me duermo en un examen. Fue terrible, tenía que leer todo 10 veces. gracias a dios era multiple choice.

Lulet dijo...

Oia...
Hoy te sentís mejor?

Saludos antibacterianos.

Mariana Rossi dijo...

Y si no hay duda algo te cayo mal al estómago por el sueño y sentirte dado vuelta. La bacteria q se pego en tostado o el fiambre en mal estado o perder en el villar.....jeje...
Cuando algo me patea el estómago si o si termino en cama es la única forma q se me pase.
Espero q este mejor!!
Besossss

Gisela Ange dijo...

Bajón no poder disfrutar una salida con los amigos... Maldito tostado asesino! :P

Por mi parte creo que ya estoy hecha bolsa... El sábado quería ir a ver una de mis bandas favoritas, y la fiaca y el frío me ganaron...

Mmmm... tu horóscopo no me advirtió que este finde iba a estar bien bien "pato criollo". Será el efecto perdedorrrr???

jajaja... chiste! Saludos :)

merengadas dijo...

Nunca pidas tragos en lugares de dudosa barra. Una bebida blanca berreta (berreeeetaaaa!) te mata al instante. Pedite cerveza o nada. Pero vodka Bolskaya, Gin Hiram Walker..., uf, huí

sushi punk dijo...

pobre jotita, en el clímax de la diversión lo agarra el soponcio.

sushi punk dijo...

jajaja. ay, lo siento. acabo de leer correectamente el título y es "billar de emergenciua", yo había leído "bailar de emergencia"; me faltan fines de semana, carajo!

Marulinguis dijo...

quiero que mis "blogs preferidos" esten asi como los tuyos
detallando cada cuanto postearon
PORFAAAAA ENSEÑAME
un beso jaaaa
hace mucho que no te veo on line..
has vuelto al trabajo :/

nano zyssholtz dijo...

No hay tanta vuelta:
SOS UN PERDEDOR!

Los que te pasó por el cuerpo fue el conocido "sabor de la derrota".

Un saludo
Nano
(el ganador)

Lexi dijo...

hola jotita, vine a presentarme, jajajaj

L@U dijo...

Yo le echaría más la culpa al gin tonic que al tostado que se revolcó por el suelo ehh...

la sombra de jota dijo...

¿Por qué no contás todo lo que te comiste en el día?

Acerca de MdP!

Este blog contiene historias propias, algunas pocas ajenas de personajes cercanos, que se funden una en otra bajo el mismo don. Todos los protagonistas son (somos) perdedores: en el trabajo, en el amor, en el sexo, en la suerte, en el día a día, en la vida. Porque para algunos, como yo, ser perdedor dejó de ser un problema: ya es un destino ineludible. He aquí las historias. De derrotas, caídas, papelones. Derrumbes en general. Nos pasa a todos, no?